Disco recomendado: Car Seat Headrest | “Making A Door Less Open”

Ha pasado una década desde que Will Toledo comenzó a lanzar música grabada por su cuenta en su cuarto y su carro bajo el nombre de Car Seat Headrest. Durante esos diez años el proyecto ha tenido una carrera ejemplar que lo ha llevado a tocar en varios de los escenarios más importantes del mundo, junto a algunas de las bandas de rock y pop más exitosas, convirtiéndose así en uno de los actos más influyentes del la escena alternativa actual.

Siguiendo la re-edición de Twin Fantasy (Face To Face) (2018), Making A Door Less Open cambia por completo la dirección que traía el grupo.

Nuevo, fresco, divergente, plano, introspectivo, bueno, desordenado, sobreproducido, asombroso, anticlimático, genérico, hostil, resonante, transformativo, blando… todas estas fueron palabras que he leído describiendo el álbum. Es evidente que la respuesta fue sumamente dividida, y es que eso es lo que me parece que hace el lanzamiento tan especial. Permite ver la evolución que cada uno de los músicos ha tenido, plasmando el cambio de gustos e influencias. De hecho, en una entrevista con Rolling Stone, Will menciona que se obligó a sí mismo a escuchar más pop antes de finalizar la grabación.

Por otra parte, queda claro que ahora se trata de un trabajo mucho más grupal, evidenciado por el aporte de Ethan Ives y Andrew Katz, quienes destacan de manera importante en las voces de “What’s With You Lately?” y “Hollywood”, respectivamente . También incluye nuevos sonidos e influencias como el EDM, hip-hop y new wave. Todo esto crea un lanzamiento considerablemente innovador y sorprendente, lo cual se refleja en la división de opiniones que se menciona antes.

Video oficial de “Hollywood”

El álbum abre con “Weighlifters”, que funge de introducción a lo que será la nueva dirección que quiere tomar Car Seat, manteniendo todavía la escencia que siempre han tenido. “Can’t Cool Me Down” muestra la nueva faceta electrónica, sobre la cual Will expresa sus nervios y frustración, lo cual logra avanzar en “Deadlines (Hostile)” que tiene un flujo continuo, sin repetir muchas partes, desembocando en “Hollywood” donde el enojo y odio hacia el status quo se manifiesta en gritos y reclamos. Las siguientes cuatro canciones dan una forma de espacio o descanso, sin volverse muy monótonas llegando a “Life Worth Missing”, que revive el feeling orgánico y rock, con guitarras distorsionadas acompañadas por una voz simple pero constante, establecidas sobre una base rítmica asentada y ruidosa. Finalmente llega una descarga de sintetizadores y melancolía en “There Must Be More Than Blood”, volviendo a las raíces indie del grupo, antes de cerrar con “Famous”, que reafirma la necesidad por cambiar la dirección de la banda.

Hay una tendencia a crear arreglos por capas. Lo cual varía la estructura regular de una canción, y termina creando un colchón que permite una continuidad bastante marcada. Puede escucharse en “Deadlines (Thoughtful)” con el constante bombo sintético, o la frase principal melódica de “Can’t Cool Me Down”. Esto permite una especie de libertad dentro de la canción, ya que al mantener una base estable, se logran montar varios elementos nuevos sin diverger de la intención inicial. Creando ganchos y frases que mantienen el interés a lo largo de los 47 minutos.

Como todo arte, al final cada quien tendrá su interpretación y opinión, pero considero que si se tiene una mente abierta y hay deseo por escuchar composiciones frescas y honestas, Making A Door Less Open será una gran experiencia para sus oídos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s