Destacado: Fiona Apple | “Fetch the Bolt Cutters”

En marzo 2012, una carta de 12 años que Fiona Apple escribió una vez a un joven fanático gay llamado Bill apareció en línea. “Una persona que ama es una persona justa”, se lee la nota de apoyo, “y si alguien tiene la capacidad y el deseo de mostrar amor a otro dispuesto a recibirlo, entonces, por el amor de Dios, que lo haga”. El mensaje fue cálido, atento, sincero. Pero su presentación fue igual de importante. Fue escrito a mano, en papel rayado. La cursiva de Apple era una combinación distintiva entre legible pero informal, perfecto en sus imperfecciones. La carta proporcionó un recordatorio instantáneo del atractivo duradero de la cantante y compositora, cómo puede tomar siete u ocho años entre álbumes y regresar y conectar con aún más seguidores. La honestidad sin vigilancia y genuina no pasa de moda.

Esto es especialmente cierto en el 2020, cuando los artistas más importantes pueden verse tan atrapados en la “gestión de la marca” y el “compromiso social” basado en la web que el núcleo de su arte – emoción, inteligencia, conectividad significativa – a veces se pierde en medio del scrolling infinito. Podría decirse que ser capaz de mandar el mundo a la mierda es posiblemente más codiciado ahora por cualquier artista que cuando Apple lo hizo durante su discurso de aceptación en los VMA de 1997, pero no por las razones correctas u honestas, si no por querer meternos en su “campaña publicito-capitalista-malévola-opresiva”, para ponerlo en palabras del estimado Pierre Lestruhaut. Kanye West (y conocido fanático de Fiona), ha podido aprovechar la tecnología, los medios y su propia proyección pública al negociar constantemente con todo lo fresco y nuevo. A Apple realmente no le importa todo eso. En entrevistas afirmó no escuchar ninguna música nueva, y cuando se sentó con Carrie Battan para una entrevista de Pitchfork, se refirió a Google como “todo esto de Google”, como una abuela abrumada. Justo después de eso publicaba su cuarto álbum completamente acústico, The Idler Wheel Is Wiser Than the Driver of the Screw and Whipping Cords.

Ese discurso nos sacudió totalmente. Fiona dijo que no nos preocupáramos por lo que otros piensan que esta de moda o “cool”. Ya nadie lo cree y usualmente vemos artistas haciendo las mismas declaraciones pero sus acciones demuestran lo contrario. Su discurso fue real y sus acciones siguen siendo reales. Fiona Apple no sólo es una sobreviviente del mundo que a veces odia, sino una ganadora, pues sabe hacer de sus miedos, odios y paranoias pequeñas obras de arte. Su quinto álbum, que ha titulado Fetch the Bolt Cutters, es una nueva colección de sensibilidades y debilidades, pero contenida en unas canciones difíciles y sutiles, con un aparente punto de improvisación interesante (en medio de una canción, se equivoca y murmura: “Ah, mierda”; en otro, se ríe mientras su perro le lame la cara).

Dice la artista que el título del disco proviene de una línea de diálogo en el drama policial británico The Fall, hablado por una investigadora de crímenes sexuales (Gillian Anderson) en el proceso de rescatar a una niña que ha sido mantenida cautiva y torturada. Fetch the Bolt Cutters, muy diferente a nuestra realidad hoy en día y de hace algunas semanas, está casado con el mundo exterior mientras que también está íntimamente en sintonía con sus realidades básicas. Como sugiere la portada del álbum, el funcionamiento interno de su mente puede ser aterrador, feo y vívidamente astuto.

Fiona toma su tiempo para reflexionar sobre sus relaciones pasadas, como en el caso de “I Want You to Love Me”, la canción que abre el disco. “Comenzó como una canción de amor para alguien que aún no había conocido. Luego volví a estar con Jonathan [Ames] en 2015, y se convirtió en él por un tiempo. Luego nos separamos aproximadamente un año después, así que ya no se trataba de él. Así es como van estas cosas. Las canciones cambian mucho de quién son” afirma Apple. El misterio que rodea a Fiona es inevitable y el desasosiego que empapa el single es marca de la casa.

Así mismo toca los temas de su salud mental fluctuante en “Under the table”, una canción inspirada en una cena donde Apple, tal y como lo hizo en el 97, le llamó la atención a un hombre que estaba siendo irrespetuoso y estropeó la noche. La canción se acompaña con una imagen simbólica sobre su salud mental, cuando canta “I’d like to buy you a pair of pillow-soled hiking boots, to help you with your climb or rather, to help the bodies that you step over along your route so they won’t hurt like mine”.

Finalmente también se dirige a temas feministas. En “For Her”, una historia sobre violación sexual y especificamente enfocándose en las mujeres que han sido abusadas por el mismo hombre que le fue infiel a ella misma en “Ladies”, una balada donde Apple juega de forma ideal y grandiosa con la palabra “ladies” y donde explica que el odio de ser víctima de la infidelidad no puede ser evitado pero si dirigido a la persona correcta (el abusador). Un himno al feminismo puro.

Hay muchos aciertos en FTBC, pero si tuviera que quedarme con uno sería con “Cosmonauts” una maravillosa pieza que data al 2012, donde Fiona canta sobre estar juntos para siempre y, por supuesto, su primera frase es: “Tu cara enciende un fusible en mi paciencia”. Un reflejo de sus malas experiencias en relaciones, una razón más por su repudio a los hombres. Sin embargo yo estoy enamorado de la desquiciada, de la que brama con voz rota Cause you and I will be like a couple of cosmonauts, except with way more gravity than when we started off. Si conocen a una dama que consiga hacernos vibrar con un verso tan escatológico como éste pueden apuntarlo abajo.

Si hay algo que llamar la atención de este momento es que incluso después de ser puesta en el centro de atención de los medios a una edad temprana, y tener que lidiar con dudas paralizantes, Fiona Apple no cedió. Está lo suficientemente valiente como para disfrutar de emociones crudas y lo suficientemente inteligente como para cargar esos sentimientos a nuestros hombros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s