DTTR Presenta a Ruzica Flores: Por ti, por mí, por todas

Ruzica Flores x Sintética

Los caminos de Ivania Flores la llevaron a pausar su carrera musical por siete años, cambiar de nombre y de identidad. Luego de haber lanzado su primer EP llamado Ataraxia durante el 2018 – el cual llamó la atención por una marcada línea de rap clásico que no tiene miedo a experimentar con distintos sonidos electrónicos ni banderas de lucha – Ruzica Flores se vuelve a abrir paso en una escena que parece haberle guardado su puesto durante este receso.

Foto de portada x Sintética

***

Las voces de mujeres raperas en Chile han existido desde siempre. Invisibilizadas por una escena marcada por los códigos estrictos y mayoritariamente llena de hombres, los últimos años el panorama ha tomado aires de innovación y profundidad en pasajes que antes no habían sido visitados.

Bien lo sabe Ivania Flores (33), la mente, voz y corazón detrás de Ruzica Flores. La música y coleccionista de vinilos ha sido testigo de cómo las mujeres poco a poco se han abierto paso en el ambiente rapero, un cambio acorde a los tiempos y que ha podido ver de cerca junto a sus amigas y compañeras, ya que desde los 13 años comenzó con su búsqueda en el mundo del rap – haciendo sus primeras rimas – para luego dar paso a su primer nombre de MC: Nita, y terminar siendo la rapera que conocemos hoy en día.

Su acercamiento a la música surgió de forma explosiva. Si bien su familia no era de músicos, sus recuerdos de tardes con su mamá y su abuela están rondados por los sonidos de la Radio Pudahuel. Al crecer, Ruzica tendría que ir a vivir junto a su familia a Iquique – región del norte Chile – viaje que le serviría como una puerta de entrada definitiva al mundo del rap: “Ahí estuve con mi primo Shogy, integrante de Eskina Familia Skuad. Él era muy rapero y desde entonces me acerqué a la movida del rap, de estar en contra del sistema. Reunía todo lo que yo quería en el fondo”, comentó. Desde aquí en adelante que en su atmósfera siempre existió el hip hop.

Ruzica Flores x Sintética
Ruzica Flores x Sintética – Foto por Luz Andrea y dirección de arte por Gabriela Clavería

De Nita a Ruzica

DTTR: A lo largo de todo tu camino y búsqueda musical, hubo un lapsus de tiempo en el que dejaste de hacer música, cosa que comentas en las letras de tu EP Ataraxia lanzado el año pasado, ¿cómo fue hacer esa pausa?

Ruzica Flores: Bueno antes yo era Nita – ese era mi nombre de MC – y varia gente me ha preguntado por qué dejé de rapear durante unos 7 u 8 años que me tomé de pausa. Fue un periodo bastante difícil en mi vida, pero al mismo tiempo estuve enfocada en crecer y en darle estabilidad a mi familia. Traté de llevar las riendas de mi vida por así decirlo durante ese tiempo, porque ante la sociedad ser rapera y hacer música hace algunos años atrás era muy difícil, sobre todo ser mujer en esto, porque tampoco había los espacios para poder lograrlo. Siempre la cultura fue súper machista, recién ahora hay un empoderamiento en donde estamos sacando la voz y las mujeres tienen su espacio.

DTTR: ¿Y quién es Ruzica Flores hoy?

RF: Durante todo ese tiempo que no hice música estuve muy contenida, pero después de unos años me junté con las Deyas Klan, que son mi familia de amigas, todas raperas, todas empoderadas y todas feministas. Las cabras me tendieron una mano y me reconstruyeron. De todo ese proceso de tristeza, de evolución, de pena y de coraje salió una nueva Ivania, una nueva Nita y esa es hoy Ruzica Flores, una persona que dejó a tras todos los tabús, todas las inseguridades y que hoy se arma y se para frente a todas y todos para decir lo que siente, sin temor a que alguien le diga algo.

El universo que compone Ataraxia

DTTR: Hablando más de lleno de tu EP, ¿cuál crees que fue el abanico de ritmos ocupados dentro de esta producción? Si bien hay boom bap clásico, igual hay otros viajes sonoros.

RF: Sí, o sea un puro tema es boom bap que es “11C” y lo otro es pura experimentación. Yo tengo hartos referentes musicales: Run The Jewels, A$AP Rocky y me gusta mucho también Onry Ozzborn. Creo que de ahí saqué un poco esos ritmos de hecho, el tema “Burn” lo hice sobre un beat de Onry Ozzborn y después se creó ese beat aparte. Son raperos que están muy adelantados, siempre van evolucionando y esa es la música que a mí me gusta, que siempre vaya creciendo, un paso adelante cosa que tú digas “ohh, en qué mundo vive este weón”. Eso en cuanto a influencias, pero en cuanto a detalles más puntuales, me gustan mucho las cajas bien marcadas e incluso que llegue a sonar desagradable un poco el beat, que se sature.

DTTR: Y respecto al mundo lírico, ¿cuáles son los imaginarios que rodean Ataraxia?

RF: Bueno, son todas paranoias mentales mías en verdad. Soy una persona muy mental, creo que vivo más en mi cabeza que en la realidad misma. En base a eso es que he creado muchas realidades paralelas con millones de diversos finales, por lo que creo que esas imágenes se repliegan en mis canciones. Universos paralelos y harto interiorismo. Por ejemplo, el tema de las ratas (“T.L.R.T.C, todas las ratas tienen corazón”), es un tema muy personal y habla de esa rabia contenida, de lo que no puedes hacer cuando estás en una relación tóxica, cuando no te puedes expresar, cuando tienes miedo de ser tú. Creo que eso le ha pasado y le pasa a muchas mujeres, no es algo desconocido, finalmente todas vivimos en lo mismo e interpretamos la vida de la misma forma.

DTTR: Y considerando que para ti igual es relevante dar un mensaje en tus letras, así como también lo ha hecho el rap en Chile, ¿cómo vas armando esas imágenes?

RF: Es que generalmente todos los que hacen rap hablan de su entorno y de sí mismos, una realidad que no es ajena para nadie. Independiente a que tú no vivas en una pobla o que no pases las mismas penurias o delincuencia, el barrio en el que vives marca cosas importantes en tu vida, cosas que van asociadas a tu entorno. Ahora, claramente el rap nació en los barrios marginales como una medida de contestación a toda la mierda que pasaba alrededor, entonces no es muy ajeno que todas nuestras letras tengan contenido social, y contenido de lo que sientes, porque creo que poder extrapolar tus sentimientos en la música es re importante y terminas creando ese lazo con el que te escucha, con el oyente.

DTTR: Y en ese sentido, ¿cuáles podrían ser tus banderas de lucha hoy?

RF: Hoy claramente mi bandera primera es mi lucha feminista, no comparto la desigualdad de las mujeres respecto a los hombres en cuanto a salario. No comparto la violencia ni comparto que exista un tipo de exigencia para las mujeres y otra para los hombres. Antes fui oprimida también, entonces siento que tengo un deber conmigo misma y con mis pares, para que no les pase lo que yo pasé, ¿cachai? Eso primero, después socialmente los niños que viven en el Sename, por ejemplo, yo lloro todo el rato por eso y me da rabia, o también la naturaleza. Mi bandera de lucha es ser mujer finalmente, con todas las de la ley y después de eso se desprende un sinfín de mis diferentes formas, un holograma de mí misma en diferentes causas.

Ruzica Flores x Sintética
Ruzica Flores x Sintética – Foto por Luz Andrea y dirección de arte por Gabriela Clavería

Lengua filosa de plata

DTTR: Y ahora proyectando un poco tu trabajo, hace tiempo conversábamos que después de este EP vas a partir una nueva etapa, con nuevos elementos, nuevos recursos, ¿cómo va eso?

RF: Hoy (en abril de 2019, cuando fue hecha esta entrevista) estamos armando un disco nuevo que viene con colaboraciones tanto de MC’s como músicos y beatmakers. Los featurings están zarpados, dentro de esos está una colaboración junto a Alpha S por ejemplo. Van a quedar todos un poco asombrados con la gente que está invitada a este nuevo trabajo. Hay varios raperos estrictos de la vieja escuela que no han hecho nunca temas con mujeres y podrían ser estos los primeros. Además en la propuesta en vivo estamos incorporando nuevas máquinas, harto sintetizador, harta pedalera y distorsión. Vamos a pasar algo de funk y un poco de trap entre algunas otras cosas. Igual a mí siempre me ha gustado lo que yo le digo “la música del futuro” o “rap inteligente”, porque es diferentes, ya no es sólo bombo y caja como el rap general. Me gusta experimentar y ahora estoy en ese proceso.

***

Hace tan sólo unas semanas, Ruzica lanzó la colaboración que nos prometió junto a Alpha S – “Lengua filosa de plata” – en donde además de explorar nuevos ritmos de mano del beat del productor chileno, su estreno le valió ser destacada por medios como The Guardian, siendo parte de los lanzamientos destacados de septiembre.

Para no olvidarte de Ruzica Flores, puedes seguirla en Instagram, Spotify y Facebook.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s