Cover stories Noticias / News

Cover Story: Billy the Kid, 10 años de furia.

Imaginemos por un minuto dónde estábamos hace 10 años. ¿Qué estábamos haciendo? y ¿cuál era nuestro plan para el futuro?. Posiblemente y muy difícilmente, ser conocidos en muchos países de Europa y Sudamérica no era el objetivo.

Nacer y crecer en este pequeño país muchas veces nos limita la capacidad de soñar en grande, de proyectar nuestras intenciones fuera de esto 51.100 km cuadrados. Una prueba de ello es que las personas que destacan fuera de nuestras fronteras son realmente pocas y en muchos de los casos, casi nada conocidas.

Sin embargo, quienes logran hacerlo, la mayoría de la veces lo hacen muy bien y por mucho tiempo. En el caso de la música tenemos referentes de numerosas bandas y artistas que han logrado salir y representarnos, tanto en festivales importantes, como siendo ser llamados por alguna productora o sello discográfico para poner alguno de sus sencillos en series de televisión. Inclusive, otros artistas han compartido escenarios con artistas y cantantes muy populares. No obstante, hay bandas que llevan años trabajando duro, proyectando su trabajo más allá Paso Canoas y Peñas Blancas, que tienen una base de fanáticos más grande afuera de su casa que en ella misma, y que por 10 años ininterrumpidamente se han ido de gira por Europa, siendo más locales afuera que en su propia patria. Este es el caso de Billy the Kid.


BTK, como ellos mismos los abrevian, es una de las bandas más exitosas y perseverantes de la escena hardcore de Costa Rica, y los responsables de uno de los lanzamientos nacionales más escuchados en Spotify recientemente gracias a su tercer producción discográfica luego de casi 11 años: Destroy Babylon.

De forma muy acogedora y amigable Eddy Gamboa, vocalista y uno de los fundadores de la banda, nos abrió las puertas del Café 1330, ubicado en el centro de la capital, para conversar sobre la banda, su nueva producción y lo que ha significado para él 10 años ininterrumpidos de hardcore.

“Babilonia es todo lo establecido, Babilonia es la policía y el gobierno, es todas esas cosas que llevamos por dentro que nos oprimen; entonces para nosotros es cualquiera de esas cosas, cualquiera de esos aspectos que se encuentran en el modelo social son Babilonia, y para nosotros es destruir todos estos conceptos ya establecidos socialmente” – dice Eddy, quien asegura que este nuevo disco responde al deseo de la gente de identificarse con algo, con la ideología que la banda defiende desde sus inicios, “En el momento en el que el grupo toma una perspectiva tal vez más política, la gente no logra hacer tanto tanto click como cuando seguimos con una retórica más como de la escena y la ideología y todo este tipo de cosas. Es como que a la gente le gusta ese asunto de poderse identificar en el nicho en el cual se desenvuelve.”

BTK es una banda straight edge: movimiento ideológico y estilo de vida que nace los 80’s, en el que las personas deciden abstenerse del consumo de drogas, alcohol, tabaco y en algunos casos se extiende al veganismo. Este ha sido un estandarte que con muchísimo orgullo han llevado por toda Latinoamérica, Europa y más allá, convirtiéndose en referentes musicales del género. “Es demasiado loco porque nosotros crecimos oyendo una banda como Nueva Ética, una banda de Argentina que para nosotros como una leyenda de Latinoamérica y uno de los sueños que nosotros siempre tuvimos fue llegar a ser tan icónicos como ellos, y ahora después de 10 años estamos seguros que hay demasiada gente nueva que no los tiene a ellos como referentes, porque no crecieron en esa época, pero sí nos tiene a nosotros de referente en este momento, entonces tratar de asimilar que uno tal vez es esa banda para mucha gente en Latinoamérica es muy bizarro e irreal.

A la vez también es un poquito difícil de digerir, entonces cada vez que te vas a pensar en la huella que ha dejado el grupo dentro de la escena, no solo nacional sino latinoamericana o incluso de habla hispana, porque en España el grupo también es muy conocido, es bastante raro, no es algo con lo que uno se levante todos los días diciendo “somos el grupo de Latinoamérica”, es raro pero hace que querás más”. Y es que el fanbase de BTK le permite tener 8.475 escuchas mensuales en Spotify, donde solamente el 10% son personas en Costa Rica, y es que poco antes de las 48 horas del lanzamiento de Destroy Babylon en esta plataforma de streaming ya tenía 22 mil reproducciones de todas partes del mundo, como se ejemplifica perfectamente en  la canción “Babilonia”.

“El golpe que tiene el grupo, es un fenómeno para mí. Todo comenzó en una época de Myspace, es decir estamos hablando que la mitad del público que nos sigue nunca conoció eso, entonces ya ha pasado un poco la esa generación y creo que ya tenemos por lo menos dos grupos generacionales encima que siguen a la banda”

Es muy posible que dentro de la escena hardcore latina, Billy the Kid sea la banda de habla hispana más recurrente en giras al continente europeo por 10 años consecutivos, contando la gira 2019 que iniciarán en agosto próximo.

Pero es que el éxito de esta banda no se hizo de la noche a la mañana, 10 años de mucho trabajo, 4 discos de estudio y uno covers, y una gran cantidad de músicos -que en palabras de Gamboa, se podrían armar 3 bandas- han sido parte de esas tres siglas que tienen la atención a cada detalle como un elemento clave para que cada persona que logra ver o escuchar a la banda -le guste o no el hardcore– comprenda todo lo que hay detrás.

Billy the Kid en Toxic Toast Records

En la canción “Iron Shirt”, en el que participa Huba Watson -conocido colaborador de la banda, tanto en vivo como en estudio-, se menciona “new recall, new cicle, new music, new concept, new beginning”, que para quienes siguen a la banda era algo notable desde hace un tiempo, cuando se dejó de leer al característico gorila y se empezó a ver más a un personaje con un estilo más callejero con la apariencia de un esqueleto vistiendo una capucha.  

“Las tendencias cambian dramáticamente cada vez más rápido, y una de las cosas que teníamos que hacer nosotros era reinventar el grupo en sonido y en la conceptualización de la línea gráfica para mantenernos de una manera relevantes sin perder la esencia. Entonces tenía que tratar de abrazar como ese sonido con toda la conceptualización gráfica del grupo, porque lo que usábamos antes era el gorila y creo que con Gorilla (2015) que fue el último disco dijimos “hasta aquí” y ahora hicimos toda esta nueva imagen que es con este mae de la calavera con el hoodie. Era algo que queríamos cambiar porque el sonido nos empujaba a eso.

La mayoría de las portadas de la banda las había ilustradas por el diseñador Mike Cortada, -quien ha trabajado también para bandas como A Day to Remember o Pierce the Viel– sin embargo para este disco y buscando ser coherentes con el nuevo sonido que la banda traía y el nuevo concepto buscando hacer el cambio a una fotografía y algo más realista.  

Esta portada en blanco y negro rompe el esquema que la banda traía desde sus inicios, su diseño aporta y se apropia del dramatismo conceptual del nombre del álbum, que también da nombre a la primera canción del disco. Y para generar un contraste más marcado aún, una fuente limpia pero que con un acento de color busca separarse y ser memorable para marcar un precedente. Una portada minimalista para un disco cargado de sonidos diversos y contrastes.

Este contraste podemos escucharlo desde hace muchos años cuando la banda, tanto en sus álbumes como en vivo, introduce ritmos afrocaribeños como el reggae, el dancehall o el trap en sus mezclas. “Combinar influencias que tenemos nosotros a la mano todo el tiempo, desde que te subís al taxi o vas a donde sea, lo que te van a zampar es roots o dancehall, y ahora que se ha metido un toque el trap también, pero para nosotros siempre ha sido esa influencia afrocaribeña y es algo que siento que deberíamos abrazar un poco más, esa parte de la cultura que la tenemos por allá en Limón nada más, y que es bastante rica pero no es tan explotada a veces por bandas de punk o de música alternativa”.

Y es que en efecto el sonido de BTK para este disco nuevo, cambió. Las baterías y guitarras tiene un sonido fuertemente influenciado por géneros como el black o el death metal, que a pesar del cambio mantienen la energía que se percibe en disco anteriores, solo que con una atmósfera más pesada y densa. “Con este (disco) queríamos que fuera oscuro, crudo y con la misma energía que siempre tenemos, pero que tuviera esos elementos dentro de la guitarras. Este disco tiene a los mismo con los que hicimos el primer disco, que somos Alejandro, Pablo y yo, nosotros comenzamos la banda. Hay muchos grupos que tiene como esta misma evolución de sonidos y experimentan con metal y lo llevan a la atmósfera hardcore, que era algo que queríamos hacer bastante, sonidos del trash, guitarras death o black.

Eddy cuenta que una de las partes más difíciles de la producción de este disco fue lograr agarrar ritmo como banda, ya que tenían mucho tiempo de no tocar para componer, por lo que poner “la máquina en marcha” les tomó un tiempo, ya que además estaban incluyendo al nuevo baterista a la alineación, y esto también fue un reto al tratar de salirse de la caja rítmica y musical a la que estaban acostumbrados. Aún así, el vocalista cuenta que tiene varias ideas para el video de la canción “Memento Mori”. “Por ser la canción que es, como tan rápida me parece como despiadada entonces siento como esa energía que no le siento a las demás, la letra es de un momento específico del año y tengo este concepto de cacería humana, esta canción es como de un reproche o berrinche a una persona específica.” El posible responsable de este video sería Ramón Aser, director español con quién la banda ha trabajado anteriormente en los videos de “Baby Comeback” y “Judas”.

En 10 años la banda ha tocado en muchísimos escenarios de América Latina, Europa y algunos países de Asia, sin embargo, Eddy afirma que su próxima meta es tener una agencia de booking fija para Latinoamérica y distribución para Asia, ya que acaban de firmar para Europa con Mad Booking y Blindside Records, nombres que pesan fuertemente dentro del hardcore en ese continente. Y para Costa Rica, afirma que sería algo similar, le gustaría tener un booking o un agente que se encargue de colocarlos en festivales grandes o conciertos internacionales donde la banda pueda ser más conocida. “Tratar de colarnos en festivales masivos, seguir haciendo lo que hicimos con el FIA y Transitarte que creo que a la gente le encantó y personas que nunca habían visto al grupo tuvieron buena recepción.”

Por lo pronto, la banda viene trabajando en otras iniciativas como la que realizaron el año pasado llamada Shogun Slam, el cual fue un evento que combinaba artes marciales con hardcore punk y que tendrá una segunda fecha el 5 de Mayo de este año en la Concha de la Lora,  y servirá como lanzamiento oficial del álbum Destroy Babylon: “el Shogun Slam es un torneo de Jiu Jitsu o Muay Thai en el que ahora vamos a mezclar Hip Hop, Hardcore y Punk Rock, porque la idea es tratar de mezclar todas estas disciplinas en el mismo espacio  tratando de meter a toda esta gente que está dentro de la escena y motivarlas a hacer algo de deporte, algo que los saque de cualquier mala influencia drogas o llámese como sea, y que tengan un escape no sólo con música sino también deporte.”

Diseño de Sthy Cast

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: