Destacado Noticias / News Reviews

Destacado: The Body | “I have fought against it, But I can’t any longer”

img_0393-1

The Body – I have fought against it, But I can’t any longer.

Thrill Jockey

-ÁLBUM DESTACADO-

The Body es uno de esos proyectos musicales a los que el calificativo “experimental” parece nunca hacerles justicia. Tras seis álbumes de estudio y 19 años de carrera, el dúo conformado por Chip King y Lee Buford parece nunca quedarse sin energía para crear, perpetuando desde 1999 uno de los acercamientos no tradicionales más característicos al hablar de metal extremo.

Aunque concebido en sus inicios como un proyecto vanguardista de sludge metal, The Body ha apropiado a lo largo de los años un sinnúmero de elementos musicales que han mutado sus composiciones de forma significativa, hasta conseguir un sonido más electrónico y dinámico, cargado de texturas y atmósferas complejas y en general logrando una estética mucho más innovadora respecto a la creación de música pesada.

I have fought against it, But I can’t any longer llega en 2018 como la culminación temporal de este proceso de evolución musical para el dúo de Rhode Island, un lanzamiento que mezcla power electronics, neoclassical darkwave y drone con los gritos sombríos y lastimeros de Chip King, valiéndose además de las colaboraciones de Chrissy Wolpert, de Assembly of Light Choir y Kristin Hayter, de Lingua Ignota, para complementar esta incómoda atmósfera de nihilismo y desolación.

Desde el título del álbum, una línea sacada de la nota de suicidio de la escritora Virginia Woolf, hasta “Ten Times a Day, Every Day, A Stranger“, la canción de cierre de este nuevo LP y un homenaje a la novela corta “Una Soledad Demasiado Ruidosa” (del escritor checo Bohumil Hrabal), el lanzamiento busca conjugar una serie de referencias y recursos composicionales para encarnar sentimientos de angustia y un desgarrador vacío existencial, explorado en este caso mediante una lírica poco convencional que, junto a la miríada de elementos disonantes y el tratamiento crudo y áspero del álbum, parece conformar un soundtrack para una película inexistente; un universo distópico de pesadilla alejado de todo rastro de optimismo.

Este aversivo tratamiento musical cargado de estática y distorsión se contrapone en varias ocasiones con pasajes instrumentales de cuerdas, pequeños arreglos de piano dispersos a lo largo del tracklist y las increíbles interpretaciones de Wolpert y Hayter en canciones como “The Last Form of Loving” o “Nothing Stirs”, uno de los innegables highlights del álbum que, específicamente en esta última canción, sirve como el perfecto equilibrio en un mar caótico de ruido y desolación; un corte sufrido y lastimero con interpretaciones vocales e instrumentales que sacan a relucir las apabullantes composiciones de este nuevo álbum.

La lírica es otro de los puntos fuertes de I have fought against it, But I can’t any longer; un elemento que en pasados lanzamientos de The Body había funcionado más como un acompañamiento y no como parte de la obra en sí. Las indescifrables interpretaciones vocales de King, aunque indispensables para la estética ya consolidada del proyecto, siempre habían servido como recurso sónico antes que como mecanismo de narración, por lo que la adición de estas voces femeninas permitió acercar, en momentos clave, las letras crudas, pesimistas y cargadas de sentimiento de este nuevo álbum.

El oscuro estilo de producción plasmado en cada track parece haber sido creado con el único propósito de sofocar al oyente, usando múltiples capas de instrumentos una encima de la otra, tempos lentos y laboriosos, variaciones súbitas en la atmósfera y un manto de distorsión prácticamente omnipresente que puede volver este lanzamiento un poco difícil de escuchar.

Y es que esta es precisamente la intención del nuevo proyecto: plantear la incomodidad como anclaje para establecer esta turbia versión de la misantropía y las tendencias suicidas como los principales puntos temáticos del álbum, escondiendo algunos momentos de gracia y belleza en un paisaje violento e inmisericorde que trata de plasmar lo difícil que resulta lidiar con una atmósfera así de caótica.

I have fought against… no es para nada un álbum fácil de escuchar. No se trata de un proyecto extenso con canciones de larga duración, por el contrario, apenas roza la marca de los 50 minutos y el tracklist tiene una distribución más o menos uniforme de tiempo, pero la increíble intensidad y el desapego total por la estructuración convencional a la hora de componer canciones significan que los posibles momentos de alivio y respiro están prácticamente ausentes y la violenta atmósfera se mantiene casi totalmente constante.

Inclusive en las secciones instrumentales más calmadas, el ambiente se siente menos como un momento para descansar y más como una oportunidad para contener la respiración antes de seguir gritando, un hecho que resalta la capacidad de este proyecto para hacernos sentir fuera de nosotros mismos, a la merced de un océano destructivo y oscuro que amenaza con llevarnos a una caótica tormenta de vacío existencial y odio puro. “I’ve reached the peak of emptiness”, reza la oración final del álbum, uno de los momentos cumbre en este nuevo lanzamiento que logró erizarnos la piel y sacarnos completamente de nuestra zona de confort.

Sin duda alguna, este séptimo álbum de estudio de The Body llega como uno de los proyectos más significativos de su historia, un LP poco convencional que fusiona mil influencias diferentes para traer a nuestros oídos una de las atmósferas más viscerales y complejas que hemos escuchado en mucho tiempo, una obra laboriosa y sorpresiva que saca a relucir las mejores y más oscuras cualidades de esta banda estadounidense.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s