Destacado Festivales de música Noticias / News Reviews

Review Festival Epicentro 2018

Fotografías: Stuart Roldán

La realidad alrededor de Epicentro se vivía de manera compartida. Por un lado había emoción ya que no todos los años tenemos un festival de música alternativa e independiente con una curación tanto de “indie gringo” (frase acuñada por Richard Villegas) como de artistas latinoamericanos.

Por otro lado el valor de las entradas y las repentinas cancelaciones de artistas le jugaban una mala jugada al festival y a sus organizadores, quienes lucharon hasta el final para suplirlos. Al final, entradas fueron y vinieron, unas a costo original y otras totalmente grátis, pero la asistencia y ambiente fueron las ideales para mostrarse como un festival óptimo que busca consagrarse año tras año.

Otro punto flaco del festival fue la homogeneidad de su alineación, donde apenas se incluyen actos femeninos. Un 84% del cartel lo dominan bandas o artistas masculinos, hecho que no responde a la diversidad del público presente y limita sus posibilidades de verse representado en los escenarios. Asimismo, y en lo que da para todo un análisis sociológico, sigue habiendo una aparente resistencia de las productoras de conciertos en Costa Rica por validar música del contexto afro.

Aún así, y a pesar de todo, el domingo Parque Viva recibió a más de 4 mil personas con 3 tarimas musicales y varios espacios para disfrutar la tarde soleada y noche oscura-lluviosa. Comencemos.

Colin Caulfield (Estados Unidos)

El apabullante sol de mediodía estaba en su apogeo y la gente apenas empezaba a acomodarse en los amenos espacios con los que Epicentro vistió Parque Viva, pero en el escenario Lado A el excéntrico Colin Caulfield ya decía presente.

El bajista de DIIV fue enfático en sus ganas de presentarse en el país, y dada la reprogramación del show de Alex Anwandter, la oportunidad se materializó como acto de apertura. Los que lo siguen en redes (o quienes vieron su video de invitación al festival) saben de su inagotable carisma, elementos que permean la ecléctica propuesta synthpop de su música solista (la cual nos remite a alguien como Kirin J Callinan).

Su show puede ser sencillo en su formato de beats programados, pero sus encantadores pasos de baile y la personalidad con la que consume el escenario deleitaron a la pequeña aglutinación de público (entre los que se encontraba su compañero de banda Cole) y sirvieron como un buen aperitivo para todo lo que se vendría.

Alonso Aguilar ( @alonsoaguilar)

Elsa y Elmar (Colombia)

_MG_0068

Aún con personas haciendo fila, Elsa Carvajal empezó su presentación en el escenario Alerta frente a un público que apenas alcanzaba los diez asistentes vestida con un top negro y un buzo Adidas negro con franjas grises. Enérgicamente, la colombiana, conquistó al público que se iba acrecentando con su pop mágico y puso a más de uno a bailar. Deleitando el oido tico con ”Para mi”, ”Culpa, tengo”, ”Payaso”, ”Decir que no”, y ”Planeando el Tiempo”.

Uno de los momentos más acogedores de su set fue la excelente interpretación de “Todavía“, hit reggaetonero de  La Factoría que puso a todos a corearla (si, también a mi).

Pablo Acuña ( @pabloacuna)

 ∞

De camino de ver a Las Robertas era imposible pasar por alto el puesto de Mercadorama, que exhibía posters de bandas como Interpol, The National, St Vincent y del mismo Epicentro. El trabajo de su fundador Ahmed Bautista ha sido tan relevante que este año produjeron 4 chamarras y 1 camisa para Coachella.

Las Robertas (Costa Rica)

_MG_0094-2.jpg

Dios guarde la hora. La psicodelia se fue poco a poco aposando sobre el Parque Viva cuando este trío (cuarteto en esta ocasión ya que integraron a Russel Davis de Ave Negra como una segunda guitarra) costarricense decidió recetarnos una dosis de su música.

Sonando como en casa, Sonia (bajo), Mercedes (guitarra) y Fabrizio (batería), junto a su invitado de lujo, sacudieron el Lado A para hacer sonar las canciones de sus tres discos editados hasta ahora: Cry Out Loud (2010), Days Unmade (2014), y Waves of the new (2017).  Con temas como “Flower Child”, que se caracterizan por tener un poder melancólico en sus guitarras,  nos hicieron agitar el cabello y movernos con electricidad en la piel de por medio. Sin lugar a dudas un buen día estaba adelante de nosotros.

Pablo Acuña ( @pabloacuna)

DIIV (Estados Unidos)

_MG_0131-2.jpg

En nuestra cobertura del FYF de hace unos años habíamos comentado sobre los problemas de la banda neoyorkina para conectar con el público. Si el júbilo por su anuncio no lo develó, su enérgica presentación dejó en claro que este no iba a ser el caso en suelo tico.

Con un set que emocionó canción a canción con sus coros auto-flageladores y atmósferas hipnóticas, DIIV movió a su merced a la vasta masa de cuerpos frente al Escenario Lado B. Las envolventes melodías ahogadas en reverb se conjugaron a la perfección con las potentes bases rítmicas, y si temas como “Dopamine”, “Under The Sun” y “Doused” no fueran suficientes para encantar, los extraños visuales, el singular sentido del humor (“Shout-out to UberEats”)  y la actitud desatendida de la banda redondearon lo que para muchos cumplió como uno de los highlights del festival.

La comodidad de los de Brooklyn fue tal que se volvió constante toparlos en otros shows disfrutando como cualquier espectador (Cole bailando al son de Sonámbulo como una síntesis de la magia de los festivales)

Alonso Aguilar ( @alonsoaguilar)

Javier Arce (Costa Rica) 

_MG_0184-2.jpg

Con un simple “¿Epicentro cómo están?”, Javier Arce anunciaba la presentación de su novel proyecto en el escenario Alerta de Parque Viva, un set breve que comenzó temprano y compartió horario con la banda estadounidense DIIV.

Un beat suave, con elementos percusivos simples y texturas diversas daba inicio a esta experiencia ambient-electro, una serie de temas downtempo infundidas de influencias latinas que desde la primera canción, “Quise Fuego”, pusieron en primer plano las melodías del saxofón y la voz de Arce.

“Trinomio” y “Onces” continuaron esta línea musical, usando los sintetizadores y los loops para mantener anclado al público, que aumentaba su euforia cada vez más y no paraba de danzar al ritmo de este proyecto alternativo iniciado apenas en 2016.

Aún con una banda internacional tocando en otro escenario, el tico amasó una buena cantidad de personas, logró exponer esa vertiente más ecléctica de su visión artística y dejó una buena huella en la audiencia.

Jose Mario Monge ( @kukimonge )

Jesse Baez (Guatemala)

_MG_0266-2.jpg

Cuando se piensa en mezclar el español y el inglés en una canción, todo puede salir muy bien o muy mal. En el caso de Jesse Baez, la primera opción queda escrita en piedra luego de escucharlo cantar. Esto le quedó claro al público de Epicentro luego de sentir las suaves tonadas de Baez al ritmo del R&B.

Tras dejar en pausa su proyecto alterno, Easy Easy, Jesse se enfocó en buscar el punto ideal entre sus letras candentes y las suaves tonadas de su música. Al salir del anonimato con su primer single, “Decile” (versión en español del tema “Tell Your Friends” de The Weeknd), Baez traspasó las fronteras de su país y del género como tal.

Decile también fue una de las canciones que interpretó el artista ayer en el festival, así como su versión de “Jungle” (Drake), “Exchange” (Bryson Tiller), “Ven a verme” (versión en español de “Come and See Me” de PARTYNEXTDOOR) y varias más de Baez, título de su EP debut. Los beats contundentes, pero relajantes de singles como “Apaga La Luz” y “Swoosh”, además de una colaboración sorpresa con Álvaro Díaz,  dejaron a muchos bailando y otros sin poder pestañar.

Además de Costa Rica, Jesse ha llevado su música hasta Sudamérica, España, Estados Unidos y México. Es reconocido en la región por ser el prodigio de su género. A veces suena a Frank Ocean, otras a Childish Gambino o Kanye West, pero lo principal es que siempre suena a él mismo, su estilo característico no se pierde de vista ni de escucha.

Ojalá el guatemalteco vuelva a tierras costarricenses pronto, y nos dejé más canciones por buscar en Spotify.

Jose Andres Cespedes ( @jocesca )

424 (Costa Rica) 

_MG_0210-2.jpg

Faltaban 15 minutos para las 3 pm y el público del Parque Viva acababa de saborear el post-punk de DIIV y el set ecléctico de Javier Arce. Cada vez eran más voces las que se sumaban a corear en el Lado A del escenario, a la espera del próximo artista invitado.

Fue entonces que la agrupación nacional 424 hizo su aparición, el tercer proyecto de música costarricense en presentar su propuesta musical en las tarimas del Festival Epicentro.

Con una selección de canciones cargadas de energía, Felipe Pérez y compañía presentaban de forma impecable una de las vertientes más particulares del indie rock costarricense, mientras que la audiencia se tornaba cada vez más emocionada, coreando canciones como “Gala”, “Lengua”, “Soñábamos” y “Lógica”.

Acompañamientos musicales bien ejecutados, un setlist dinámico con lanzamientos recientes y anteriores éxitos y una excelente interpretación en la batería hicieron de este acto uno de los momentos sólidos del festival. 

Jose Mario Monge ( @kukimonge )

Little Jesus (México)

_MG_0343-2.jpg

Finaliza 424. El tumulto migra hacia el Lado B del escenario principal. Han transcurrido casi tres años de la última vez que se vió a Little Jesus en Costa Rica, dejando a varios aficionados ansiosos por vivir esa experiencia nuevamente.

La presentación comenzó un tanto tranquila, el público aplaudía ocasionalmente y disfrutaba en su lugar. Tocaron “Norte” y se vio a Fernando haciéndole señas a alguien en el fondo, y luego Elsa y Elmar salió corriendo a unirse a los mexicanos; ese fue el punto de inflexión del concierto. La conexión con la audiencia fue inmediata a partir de este punto.  Ahora eran muchos más los que coreaban a todo pulmón, bailaban, saltaban y pedían incesablemente sus canciones favoritas.

Esta segunda parte de la presentación fue excelente. “Mala Onda”, “La Magia” y “Azul”, entre otros, emocionó como nunca a un público sediento de indie mexicano. La presencia de Santiago y los bailes Arturo le pusieron ese toque especial, el sentimiento de que la banda disfruta el chivo tanto como uno. Pero ya era hora de finalizar, y no lo pudieron haber hecho de mejor manera. Más de uno se quedó sin aliento al escuchar esas voces melancólicas de “TQM” y observar nuevamente a Elsa saltar al escenario. Esa fue una gran tarde para los del D.F. y muchos ticos.

Iskander Blanco ( @IskanderBlanco)

Sonámbulo (Costa Rica)

IMG_9238-2.jpg

Casi ningún artista se puede jactar de haber creado un género musical único. Para Sonámbulo ese no es el caso. Desde hace unos años la banda nos ha sumergido en lo que ellos denominan el mundo Psicotropical, y ayer muchos fueron contagiados de ese estilo potente cargado de ritmos africanos, latinos y americanos.

La banda tocó con pasión, fuerza y sentimiento ya que era un día especial. Finalmente el grupo nos iba revelar una pequeña dosis de lo que será Domitila Y  Su Jardín, su nuevo EP. Recordemos que Sonámbulo ya tiene dos grandes materiales al aire: Psicosonorama (2014) y A Puro Peluche (2009)

Pero hablemos del concierto. Desde el inicio hasta el final Sonámbulo fue fuego. Cargó de energía a todos los sentados y movió hasta el más muerto. La banda inició su concierto con un extenso recorrido por sus mejores temas y su intención fue que la gente se desahogará y bailará. Y lo lograron, ninguno pudo resistirse a la combinación sonora de trópico más psicodelia. 

Si bien Sonámbulo ya es un atractivo por si solo, sus nuevos temas generaban intriga a más de uno. Solo podemos decir que de esa pruebita que tuvimos de Domitila Y Su Jardín nos dejó con ganas de más. La energía que se transmitió fue especial, única y poderosa. Que bien saber que hay Sonámbulo para rato con la misma esencia que desde el día uno transmiten en sus espectáculos. 

Pablo Chaves ( @pablochavesr2)

Monte (Costa Rica)

IMG_9209-2.jpg

Más allá de la euforia que los caracteriza en vivo, Monte parece ser a la fecha, una banda que disfruta de su primer show en tarima. La relación que se permite con la audiencia (en especial la costarricense) es una donde la única barrera (en Epicentro) fue aquella de metal que separó al público del escenario. Bajo su estruendoso y rehabilitador setlist, el trío demostró nuevamente ser la voz incansable de una generación llena de anhelo y energía.

El escenario Alerta reunió todas las características de la simbiosis que la banda ha necesitado en sus conciertos -desde hace siete años- para conducir a cada individuo a una misma masa ardiente. La intimidad del recinto y la emoción de verlos por primera vez en el año, favoreció para que Monte se acreditara con uno de los mejores conciertos que Epicentro vivió.

La presentación fue conducida por canciones de su más reciente obra (Hoy, todas las luces) donde temas como “Miles de Bestias” se escucharon en un solo coro. Esto no es nada nuevo en los conciertos de la banda. Claro. Pero revivirlo es recordar aquellas épocas donde alguna vez el Steinvorth retumbó en el centro de San José. Ciudad que desde siempre ha sido inspiración narrativa del trío y que en su repaso dentro del setlist en el festival se vivió como nunca (“San José” y “Cuevas”). Asimismo el pasado volvió a generar nostalgia cuando “Ulises” se escuchó o la inmortal “Neón Furioso” obligó a más de tres personas a surfear sobre el público. Quienes volvimos a presenciar un acto de Monte supimos dos cosas: que el tiempo ha pasado y que la banda seguirá siendo por mucho tiempo una insignia musical de este país.

Alejandro Ortiz ( @jalejjor )

CLUBZ (México)

IMG_9418-2

Para nadie es un secreto que CLUBZ le ha dado una sacudida al indie latinoamericano, y gracias a eso, hoy la banda se postula como una de las grandes referentes en la escena. Con melodías suaves y muchos sintetizadores construyeron (y revivieron) un pop nostálgico por todo México. Lo que tal vez no sabían cuando empezaron es que iban a terminar conquistando el continente, y por ende, a Costa Rica.

Tenerlos en el país era por mucho un privilegio imperdible y los que estuvieron a las 5:30 p.m. pudieron ver como Orlando Fernández Coco Santos reventaron la tarima Alerta con toda su vibra. Del concierto se tenían muy altas expectativas y absolutamente todas fueron superadas. No habían pasado ni siquiera 5 segundos de la primera canción, cuando ya el público estaba rendido ante los pies del dúo. Empezaron con una clara favorita: “Épocas“.

Durante 45 minutos fuimos espectadores de un lujo de concierto. El setlist fue una joya y abarcó material de Épocas y Texturas (los dos álbumes de la banda), así como sus más recientes singles: “Áfrika“, “Popscuro” y “El Rollo”. Y sí, todo lo anterior suena a perfección, pero a CLUBZ no le bastó y decidió dejarnos extasiados en dos momentos épicos.

El primero fue cuando la banda estaba tocando “Celebrando” y Orlando Fernandez decidió bajar con micrófono en mano a cantar con el público. Ninguno se esperaba tremenda sorpresa. Como si fuera poco ya, a los minutos de ese momento,  CLUBZ llamó al escenario a sus compatriotas de Little Jesus para darnos una versión única y exclusiva de “Áfrika”. Fernandez consumido de nuevo por la emoción, volvió a bajar con sus seguidores para darle un broche de oro a la pieza y al concierto.

Los que estuvimos presentes fuimos testigos de la magia y el sonido tan característico de la banda. Un sonido que actualmente siguen trabajando en su próximo álbum Destellos. Sin duda CLUBZ enamoró, superó expectativas y por mucho fue uno de los mejores espectáculos de Epicentro.

Pablo Chaves ( @pablochavesr2)

Kinky (México)

IMG_9525-2.jpg

Después de algunos años de no tocar suelo tico, la banda mexicana Kinky regresó con su característica propuesta de electrónica fusionada con banda y música norteña, un experimento gestado a lo largo de varias décadas que les ha valido el reconocimiento internacional y un sonido propio.

Un show energético y bien ejecutado, acompañado de la voz de Gil Cerezo y el carisma en escena del bajista César Pliego, además de la genial interpretación en la percusión por parte de Omar Góngora, hicieron que la multitud se emocionara y bailara sin control durante toda la duración del set, que estuvo cargado de buenas interpretaciones y una enorme atención al público.

Definitivamente uno de los momentos más sorpresivos del festival, que si bien empezó de manera un poco atropellada por algunos problemas técnicos (de hecho tuvo que prolongarse 15 minutos más de lo previsto), puso a los costarricenses a recordar canciones como “Hasta Quemarnos“, “¿A dónde van los muertos?” y “Ejercicio #16“.

Jose Mario Monge ( @kukimonge )

The Voidz (USA)

IMG_9552-2.jpg

Para muchos el nombre de Julian Casablancas era la razón principal para asistir a Epicentro. A pesar de ser recordado con cariño por los fanáticos del indie rock como el icónico vocalista de The Strokes, Casablancas ha hecho todo lo posible para distanciarse de esa sombra en su faceta de solista y ahora con su nueva banda, The Voidz. El domingo el proyecto del neoyorkino llevó este desapego al extremo en una presentación marcada por la disonancia y la indiferencia.

La música de The Voidz es intencionalmente amelódica y por momentos su experimentación confronta con todos los elementos que molestan al seguidor del “rock”. Auto-tune, irrupciones frenéticas de Metal, samples tropicales, falsetto y guitarras desafinadas son algunos de los elementos que permean temas como “QYURRYS”, “Pyramid of Bones” y “M.A.D.”. Increíblemente, en vivo su ejecución es aún más alienante.

En sus primeros temas la banda contó con problemas de sonido, lo que añadido a la difícil propuesta de la banda y la actitud recluida de Casablancas generó cierta desconexión con la audiencia.  El sonido mejoró, pero el set se mantuvo fiel en su oposición al “fan service”. Nada de The Strokes, puro material de Virtue, y Casablancas constantemente dando la espalda al público.

Luego de concluir de manera precisa con “Pointlessness”, The Voiz se convirtió en el punto de discusión más divisivo del festival. Algunos en éxtasis por haber visto a Casablancas de cerca, otros enojados por su forma de presentarse y la música de su nueva banda, y unos cuantos antisociales a quienes les parece admirable tal hostilidad al público.

Alonso Aguilar ( @alonsoaguilar)

Alvaro Díaz (Puerto Rico)

alvaro.jpeg
Foto: Valentino Bacchieri

Epicentro jugó bien y apostó por la emergente escena del trap latinoamericano, pues en el cartel figuraron el guatemalteco Jesse Baez y el puertorriqueño Álvaro Díaz. En el Escenario Alerta, a eso de las 6:45 PM empezaron a sonar las bases de las canciones de Díaz e inmediatamente apareció el artista saltando de un ladro a otro. Con el sonido un poco alto y distorsionado, Díaz hizo un repaso por sus dos álbumes y sus más recientes sencillos los cuales pusieron a bailar a los presentes. Sin duda alguna, el trapero se mostró confiado y cómodo en el escenario. Además, agradeció en más de una ocasión el publico presente (era poco, pues The Voidz tocaba a la misma hora). Hay que darle una mención honorífica al baterista que acompañó a Álvaro Díaz, fue un complemento perfecto.

Alonso Chaves ( @searchofspace )

Rey Pila (México)

IMG_9687-2.jpg

Rey Pila llegó de sorpresa para cubrir el espacio que dejó la reprogramación de Wavves. ¡Y qué sorpresa! Los mexicanos dieron una presentación de lujo, lo dejaron todo, incluso teniendo un miembro con algunos problemas de salud, eso no los imposibilitó de hacer una presentación que destacó como una de las mejores de la noche.

El público asistente se deleitó con ese despliegue de energía y pasión. El setlist fue de lujo, éxitos ya clásicos y otros algo recientes, además de un cover de “Israel” de Siouxsie and the Banshees, bastante bien adaptado al estilo de la banda. Aunque la asistencia pudo haber sido mejor, los que estuvimos allí podemos de verdad afirmar que nos llevamos el recuerdo de una excelente presentación.

Migue Chaves

Celso Piña (México)

IMG_9660-2.jpg

El anuncio de Celso Piña había generado confusión en ese público de la música alternativa parcializado al “rock”, pero toda duda del estatus legendario del mexicano quedó evacuada con el sabor de una presentación que exige zapateo.

Sencillo y muy cercano al público entre canción y canción, Celso no se despegó ni un solo segundo de su acordeón y convirtió al anfiteatro en una verdadera pista de baile gracias a temas como “Cumbia Poder”, “Cumbia Sobre el Río” y “Cumbia Sampuseana”. En síntesis: pura cumbia. 

El norteño y su Ronda Bogotá dieron ese tipo de show que contagia su alegría y deja una sonrisa de oreja a oreja en todos los presentes. 

Alonso Aguilar y Pablo Acuña

2manydjs (Bélgica)

IMG_9771-2.jpg

Con la fama internacional de sus fiestas, el set de los hermanos Dewaele se proyectaba como uno de los platos fuertes del festival, y un must para todo seguidor de la música electrónica. Esto se confirmó una vez que los belgas tomaron el Lado A con sus coloridos visuales, destacado show de luces e imponentes parlantes.

No hubo cuerpo que se resistiera a los bajos pesados y ritmos trepidantes de los maestros del mashup, quienes en un mismo set logran conjugar desde LCD Soundsystem hasta Metallica, pasando por Donna Summer.

Su poder de revitalizar con energía a un público extenuado y transportarlos por una hora a la mejor de las bodegas monolíticas de los raves europeos es algo admirable. Aun cuando el final de su set fue abrupto por las disposiciones municipales del recinto, 2manydjs cumplió con creces la labor de dar cierre al escenario principal y de paso ser clímax del Epicentro.

Alonso Aguilar ( @alonsoaguilar)

Jessy Lanza (Canadá)

IMG_9842.jpg

Jessy Lanza destacaba en el cartel como una de las propuestas más osadas de la organización. Con tan solo dos álbumes a su nombre, la canadiense ha encantado a los medios especializados y a todo melómano que prefiere su pop con una buena dosis de subversión, pero su proyección en el país es casi inexistente. Luego de su set en el escenario Alerta esperamos que esto cambie, ya que Jessy destrozó expectativas con la que para este autor fue sin duda la presentación más deslumbrante de la jornada.

Su repertorio se compone esencialmente de temas de su genial Oh No (2016) y un par de adiciones puntuales de su debut, Pull My Hair Back (2013), pero la forma en que Jessy los recontextualiza con su mezcla en vivo hace de la experiencia algo totalmente nuevo. A esta frescura sonora se le tiene que añadir el carisma de Lanza, quien en su track suit logra encantar con movimientos sutiles, y la destacada propuesta visual que compenetra videos experimentales con expresivos juego de luz.

Encantando a todos los presentes con su maravillosa voz y excéntrico feel de fiesta, el show de Jessy es algo de lo que aquellos presentes hablaremos por mucho tiempo.

Alonso Aguilar ( @alonsoaguilar)

S U R V I V E (Estados Unidos)

IMG_9900.jpg

Luego del clímax festivo, Epicentro tuvo su conclusión con las oscuras atmósferas de S U R V I V E. El DJ set de los de Texas hipnotizó a los presentes con sus densas barreras de sintetizadores tenebrosos.

Al inicio, muchos se quedaron descansando y viendo a la distancia el show contemplativo, pero mientras los beats se volvían más rítmicos más personas se acercaban a la tarima. A eso de la medianoche, las luces se apagaron una vez más y la extensa jornada musical tuvo un final .

Alonso Aguilar ( @alonsoaguilar)

Durante 12 horas, Epicentro cumplió su promesa de exponer al público costarricense a una experiencia de festival genuina, donde el descubrimiento y la diversidad son igual o más importantes que los actos por los que se compra la entrada. Las vivencias dentro del evento, unos con amistades de vida y otros con amistades virtuales, dejaron un buen sabor de boca que nos emociona por las posibilidades a futuro, en donde esperamos la organización logre afinar para un camino previo menos accidentado, aprenda de los desaciertos y enfoque los aspectos positivos, ya que quedó claro que espacios como este hacen falta. 

 

The @epicentrofest crew.

A post shared by RIXI (@rixinyc) on

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s