Reviews

Review: The Vaccines | “Combat Sports”

vaccines

Mencionar a The Vaccines es evocar muchos recuerdos para quienes les hemos venido siguiendo la pista desde su What Did You Expect from the Vaccines? (2011). Disco que de inmediato salió de las fronteras de Reino Unido para posicionarse entre los favoritos de la crítica y de los adolescentes de todas partes del mundo. Y, ¿cómo no?, de inmediato canciones como “Wreckin Bar’ (Ra Ra Ra)” y “Post Break-Up Sex”, se convirtieron en clásicos de una generación.

Todo indicaba que la banda seguía la estela dejada por The Libertines, The Woombats, The View o incluso The Ramones. Un sonido no muy rebuscado, sin pretensiones, pop rock sincero, pero con una energía desbordante; lo que se conoce como power pop. Come of Age (2012), siguió esa línea, dando también un disco que si bien no era la revelación del año, estaba bastante bien trabajado y depurado. Una muestra de que la banda tenía más por dar.

The Vaccines contaban con una identidad sonora, un camino por el que sabía transitar, y lo hacía de gran manera. El problema llegó con English Graffiti (2016), álbum que busco nuevos parajes sonoros, olvidando un poco lo que ya habían consolidado. El lanzamiento intentó abarcar mucho y no lo logró. Fue un tropiezo en la carrera de la banda. Por eso escuchar su primer single a inicio de año, “I Can’t Quit” fue esa luz esperanzadora que en verdad necesitábamos.

Recuperarse luego de perder un miembro para siempre ha sido una experiencia difícil, más no imposible. Después de grabar English Graffiti, la banda pasó por esa complicada experiencia, perdió a su baterista, Pete Peterson; lo que ocasionó una etapa de silencio por su parte. Esto hasta 2018, cuando se anunció que saldría Combat Sports (2018). La incorporación de un nuevo baterista, Yoam Intonti, y además la incursión por vez primera de un tecladista, Tim Lanham, hacen que el disco adquiera nuevos aires.

En muchos casos se piensa el refresh como una necesidad, el borrar todo lo anterior para comenzar de nuevo, pero no hay que olvidar que el pasado también tiene sus cosas buenas; The Vaccines lo sabe muy bien.

Si bien no fue un back to basics completo, la banda supo sacar lo mejor de lo hizo en el pasado y lo plasmó en su nuevo álbum. De entrada, se notan como una agrupación más madura. Desde la carátula del álbum que ya no muestra algo icónicamente adolescente, hasta la forma en que son tratados los temas de las canciones, ahora se siente un crecimiento.

Put it on a Shirt” es un opening track perfecto,  pues degusta lo que poco a poco se va formando conforme avanza el álbum. Sonido fresco, guitarras simples pero protagonistas, y la voz de Justin Young.  “I Can´t Quit” se eleva como uno de los tracks protagónicos, el riff del comienzo sucio y poderoso sostiene la canción y la voz Young se apoya en los coros que la acompañan. “Surfing in the Sky”, “Nightclub” y “Out in the Street” son explosiones enérgicas y fuertes que cargan al álbum de un ímpetu rotundo, y canciones como “Your Love is my Favorite Band” y “Young American” dan testimonio de que la banda también puede hacer baladas con una atmósfera tierna y suave.

En Combat Sports es notable como The Vaccines tratan de jugar con su identidad musical, manearla con nuevas influencias, moverla e incorporar cosas que ya de por sí estaban bien. El producto final, un disco de 11 canciones que transcurren entre lo mejor de su sonido antiguo y las nuevas formas que la banda intenta construir, es recalcable.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s