Listas Lo Mejor De Cada Año Noticias / News

Mejores Discos (Ibero) 2017

Por año consecutivo reunimos, en un intento relativo y honesto, lo más destacado de la música cultivada en la región iberoamericana. Con regresos, sorpresas y debuts,  2017 será recordado como un año musical estampado de diversidad. Estas 30 producciones que presentamos a continuación nos hacen ver que, aunque coexistamos en épocas inciertas, son estos álbumes los conformadores de un arsenal que nos ayudará a enfrentar tanto el presente, como el futuro.


 30. boy pablo – ROY PABLO

Nicolás Pablo Muñoz iza la bandera de Chile y Noruega a la vez. En esa acción, podemos apreciar a un joven que antes de cumplir los 20 años y bajo el pseudónimo de boy pablo, se ha conectado con miles en el globo gracias al algoritmo de Youtube, que nos ha insistido en darle play a “Everytime”, canción insignia que inaugura una nueva camada de músicos que residen en Noruega. En este proyecto fundado junto a sus mejores amigos, Muñoz no tiene más pretensión que cantarle a la banalidad y hacer himnos a partir de ella.

Roy Pablo, se caracteriza por transpirar en un estado de calma donde la omisión de lo bochornoso o lo indeseado son el motor de arranque para transportar al oyente hacia un paraje donde las influencias son palpables de a primeras (replicas de Mac Demarco o  Mild High Club). En su primer material, más allá de ser etiquetado bajo la trivial “ingenuidad”, Pablo Muñoz destaca por ser un anfitrión democrático que acoge a cualquiera bajo sus mantos de jangle y plenitud. – Alejandro Ortiz


29. Gente Joven – Glub Glub Glub

En menos de media hora, Fernando de la Flor se asocia con los escuchas bajo las sábanas del lo-fi y un cuasi folk, para asfixiar con una  parodia musical de su Gente Joven, dentro del ejercicio Glub Glub Glub. El tercer álbum de Gente Joven se pasea en un ambiente turbulento y oscuro, con letras que evocan oportunidades perdidas (“no me avergüenza besarte, no me avergüenza tocarte, lo que me da vergüenza es no haberlo hecho antes”) e inocencia emotiva. Gente Joven encuentra una relación perfecta entre sus voces y sintetizadores algo que se muestra en su máximo esplendor en “Pamplinas”, un track lo-fi que aporta la máxima sensación de realismo. Valiéndose de títulos y conceptos bastante sugestivos como graciosos, Gente Joven magnifica el aparato pop en un viaje épico hasta el interior del absurdo actual.  – Alejandro Ortiz/Pablo Acuña

 


28. LOUTA – LOUTA

Jaime James no le teme a nada. A sus veintitantos años, el compositor y showman argentino desfiló por un 2017 lleno de jovialidad y posibilidades. Todo un reflejo intacto de su música. Con su debut homónimo, LOUTA entrega a Argentina un nuevo rango dentro de su catálogo sonoro. Lo más interesante acá, es que hablamos de una categoría que pareciera no tener pies ni cabeza.  De la cumbia al rock, pasando por el dance y lo onírico. He aquí una casa para todos los insaciables y curiosos. Acrecentando las emociones durante un tramo de 24 minutos, LOUTA reivindica esa noción de la época millennial donde lo efímero es la ideología más común, y claro, que se mezcla con una gran dosis de emotividad. – Alejandro Ortiz


27. Pölar – Felino Dorado

Luego de 6 años de incertidumbre, Pölar nos sorprende dando vida a su segunda producción: Felino Dorado. Un EP de seis canciones que confirma que la banda está muy viva y aún tiene música para compartir. En este disco se encuentran tres canciones conocidas que fueron grabadas en Cerro de la Muerte EP (2012), de las cuales dos sufrieron algunos pequeños cambios en la letra y música: “Pirata” y “Jueves”.

Felino Dorado es un disco de rock alternativo con tintes indie muy disfrutable y definitivamente un punto alto del 2017. – Stuart Roldán


26. Ghost Transmission – Echoes

En este disco nada es incuestionable. Desde la postal en su portada, hasta el mismísimo título, los españoles de Ghost Transmission no aparecieron en 2017 para jugar con sus escuchas. Entre melodías catáritcas y letras que se quiebran entre #feels, no hay duda de que se está en el lugar correcto. La pesadez y la distorsión hacen de Echoes un sublime recordatorio que la vida sabe mejor cuando existen más interrogantes que respuestas. – Alejandro Ortiz


25. C. Tangana – Ídolo

Más allá de todas las críticas que los seguidores del hip-hop tradicional y la escena independiente española le achaquen, Antón Álvarez se ha desentendido y se ha consagrado como la estrella pop ibérica del momento. Ídolo es justamente la celebración de todo este éxito que el conocido como C. Tangana ha conseguido en el último año y medio, luego de reinventarse inteligentemente y apropiar una amplia paleta de las texturas más sonadas de la música urbana contemporánea. En vez de replicar, la producción de Alizz juega de manera imaginativa con estos elementos y crea bases deslumbrantes, que nada tienen que envidiar al pop anglosajón. Por su parte, Antón se moldea a la perfección, dejando coro memorable tras coro memorable, pero sin olvidar por completo sus dotes como rapero. Si la pregunta es “¿A qué sonó el 2017?”, Ídolo es la brillante respuesta. – Alonso Aguilar


24. La Plata – Un Atasco

Con su desasosiego, el quinteto valenciano La Plata logró que un maxi-single (no un disco) se hiciera de un espacio en esta lista. Pareciera exagerado, pero el tramo que recorren sus tres canciones, hace que el producto se sienta como un extenso y sólido disco logrado por una banda de años. Sorpresa, este es el primer material de La Plata.

En 9 minutos, los de Valencia consagraron la oscuridad del pop-punk en un disco en donde la resistencia sería una estupidez. Un Atasco comulga con todo los matices de la nueva ola: guitarras que recorren apresuradamente y que se acoplan a los abrazos del teclado detrás de un tecno discreto. La Plata es el futuro, dijeron por ahí. Ojalá el futuro siga siendo pintado así, como una pista de baile donde los cuerpos choquen, se abracen y terminen atascándose en un culmen de energía. – Alejandro Ortiz

 


23. Bloke – Rehabilitación

En los 70’s el mundo del arte pictórico acuñó el término “arte marginal” para referirse a aquellas obras que eran concebidas fuera del molde de las instituciones establecidas. En 2017 Bloke lanza Rehabilitación, y así como las pinturas informalistas, crea un testamento de expresión creativa que no cabe bajo ninguna etiqueta. El icono viral del trap tico se alejó por la mayor parte de los beats frenéticos y los bajos pesados, y explora atmósferas oscuras sobre las cuales sorprende con vocales recitados llenos de melancolia. Desde bases con samples de Lana del Rey hasta aullidos, este lanzamiento rompe con cualquier preconcepción que se tenga hacia el artista de Jacó y crea un viaje psicodélico por su impredecible mente y su palpable emotividad. Nunca algo había sonado así en el hip-hop costarricense, y probablemente no lo vuelva hacer. Bloke solo hay uno. – Alonso Aguilar

 


22. Las Hermanas – No amanece

No Amanece, quinta producción del compositor colombiano Diego Cuéllar aka Las Hermanas, es desde primera entrada, un cúmulo de tensión y misticismo donde las posibilidades o “alternativas” parecieran ser nulas. Aun así, en su labor como arqueólogo de la sonoridad de antaño de su país, Cuéllar ha sabido cómo desempolvar épocas ajenas en un experimento catártico con la superposición de beats a modo de collage. Con sus atmosféricos samples y baladas rotas, Las Hermanas rebrota en este disco, llenándonos de más dudas que dan paso a nociones acerca de un futuro desconcertante, pero que practica la dualidad alimentándose con una electrónica cautivante.  – Alejandro Ortiz

 


21. Las Futuras Madres – Hacerse Invisible

Las Futura Madres continuan en una senda post-punk de aquellas primeras grabaciones. Vuelve a aparecer el tema “El fondo de mi casa“, regrabado. Hay una canción titulada “Eclipse total del corazón“, que ellos mismos aclaran que se llama “más por el disco de Los Waldners que por la canción de Bonnie Tyler”. – Pablo Acuña

 


20. Ablusión – Peces Raros

En reiteradas ocasiones hemos vuelto la mirada hacia Chile, en busca del próximo gran-hit-indie-popero. Pero eso pareciera importarle poco a Franco Perucca, quien, en su afán de hacer música a la periferia de dos de las bandas ya consagradas en la vanguardia chilena, donde es parte (Patio Solar y ECSDLQHP), se ha enfocado en deconstruir el pop hasta consagrarlo en ejemplares ambient y lo-fi. Tal es el caso de sus Peces Raros, segunda producción como solista que lo ha llevado a purgar la contemporaneidad chilena: cimentando y sampleando desde las grabaciones de Antipsiquiatría del Dr. Carlos Pérez, hasta fichar al emergente del trap y sadboi, Gianluca, como vocalista en la ahora clásica “Nunca te había visto”. Peces Raros es un disco basto donde Ablusión entrega lo suficiente para encantar y atormentar, para luego desvanecerse dejando el sabor de un disco corto, pero memorable. – Alejandro Ortiz

 


19. Vyctoria – Ahora veo más claro

En post rock, rock instrumental y ambient, 5 canciones son suficientes para hacer de un EP una obra gigante y memorable. Este es el caso de la banda mexicana Vyctoria y su última producción musical: Ahora veo más claro.

Música ruidosa, visceral, pasional y creadora de atmósferas pesadas y dramáticas es lo que plantea la banda en 40 minutos. Distorsiones estrepitosas que generan nostalgia y soledad, pianos que en solitario cuentan una historia triste, y que en momentos son acompañados por violines dolientes que terminan adornar la escena que no tendrá un final feliz. Este es el segundo material en estudio del grupo, y recalca el buen camino que han tomado. – Stuart Roldán

 


18. MULA – AGUAS

Con una expansión bien premeditada, MULA desplegó uno de los discos más completos del 2017. Rectificando el leimotiv de su título, Aguas se siente como un espacio donde distintas vertientes (cumbia, moombathon, hip hop, reggaeton y demás) confluyen pacíficamente en un río de música festiva, que hace del álbum un caudaloso retrato del sonido en la isla dominicana.  El géminis futurista no sería el mismo sin la intervención estricta de Rachel Rojas que, con su aporte en la producción y las melodías, concede a las hermanas Acevedo (Anabel y Cristabel) el permiso para efectuar sólidamente un tour hipnótico por la historia política de República Dominicana, la sensualidad y el empoderamiento. – Alejandro Ortiz

 


17. Trementina – 810

Con la convicción de desentrañar la juventud, Trementina nos remonta a esos instantes impermeables donde se desconoce que se quiere en la vida, pero sí hay una seguridad en saber todo lo que no se quiere. Se convertirán en piezas claves momentos como “A Place Up In The Sky” (desfilando más por el lado pop), “Fall Over Myself” y “810”, detonando las capas ásperas con riffs que remontan al shoegaze inicial de la banda.

810 se siente como una reintroducción a un paraje chileno que no estamos acostumbrados a consumir. No dejan de sorprender los espacios etéreos donde las guitarras pesadas se van diluyendo con notas pegajosas que develan una narrativa llena de incógnitas. El disco es un evangelio juvenil que seguramente quedará en nuestro repertorio por un buen tiempo y al que siempre recurriremos para llenarnos de glitter y noise por igual. – Alejandro Ortiz


16. Cala Vento – Fruto Panorama

Tan solo un año después de su debut, Cala Vento (2016), la banda, de mismo nombre, descarga su segundo disco, evacuando una vez más cualquier duda que pudiera surgir ante su destacada calidad: Fruto Panorama.

Guitarra/Bajo y una batería es suficiente para que las poderosas canciones pop punk cantadas a dos voces de este dúo, se impregnen fuertemente en nuestro cerebro haciéndonos tararear por horas, siendo este disco tan solo la narración del resultado sobre lo sucedido tras su exitoso debut. “Darlo en una canción, liberar la tensión. Saber que no servirá para hacer el mundo mejor, o eso creo.” – Stuart Roldán

 


15. Tololo – Pérdida Total

Cristóbal Ugarte Parra –Tololo– se desentiende de todo lo mediático y masivo. Siempre lo ha demostrado desde que en 2013 debutó con el atmosférico Analfabeto. En gran medida, el minimalismo que Tololo teje en su música, deviene de un linaje que nutrió varios de los clásicos en la música chilena (nieto de Nicanor Parra e hijo de Pablo Ugarte y Colombina Parra). Su música se siente como un cálido abrazo en un día gélido y estampado de desesperanza. Es dentro de esa pesadumbre que el cantautor encontró el germen detrás de Pérdida Total, disco que se procura reabrir las heridas, musicalizadas por el piano, y exorcizarlas con falsettos y versos que se desprenden de temas como la muerte, el abuso y la desidia. – Alejandro Ortiz


14. Diosque – Llanero

Después de una obra maestra como Constante, un nuevo álbum de Diosque podría caer en el peligro de ser anticlimático, y sin embargo, Llanero parece la continuación natural en la trayectoria de un genuino excéntrico pop. Aires de reggae, synth pop y hasta balada romántica latinoamericana son llevados al territorio de este argentino que sin inventar nada, termina haciendo una música que solo él podría hacer, armado también de alguna de la lírica más particular del ámbito independiente ( solo Diosque podría volver pegajosa una línea como “Tú mirada me encandila, me hago un nudo de palabras, disfrazado de revólver, para ver si hago hechizo”). – Marvin Coto


13. Kinder Malo & Pimp Flaco – Terremoto Turquesa

De entrada los nombres escogidos por estos MCs españoles son deliberadamente ridículos, tanto así que podría esperarse una propuesta en clave parodia. Sin embargo en el extraño mundo del trap español ( ¿y quién se hubiese imaginado hace 5 años que tal cosa llegaría a existir?) el absurdismo convive plenamente con las historias de la calle asociadas al género. Sin pretender algún tipo de credibilidad en el bajo mundo, Kinder Malo & Pimp Flaco aprovechan su primer mixtape para presumir de humillar a otros raperos, ser la personificación del amor y follar hasta aburrirse. Además en “El Solitario”  muestran una vertiente misántropa que balancea un poco toda la postura de invencibilidad que predomina en el trap. – Marvin Coto

 


12. Los Planetas – Zona Temporalmente Autónoma

Luego de 7 años sin un LP, Zona Temporalmente Autonoma llega para revitalizar a Los Planetas y recalcar con enfasis su lugar como una de las bandas de rock independiente en español más importantes de la modernidad. Retomando el despliegue directo y enérgico de clásicos como Una Semana en el motor de un autobús (1998), la banda de Granada concreta un sonido donde el pop rock, el folclore español y las texturas experimentales conviven y se complementan para exaltar la melancolía y las preocupaciones sociopolíticas de las letras. Aun con 25 años de bagaje, Los Planetas no se amedrentan a la evolución. – Alonso Aguilar


11. Whitest Taino Alive – Manda Nudes

Con cada lanzamiento, Whitest Taino Alive demuestra que no hay limitantes cuando a hablar de culos se trata. Los flows de Jon Blon Jovi y Dominicanye West han llegado a un nivel de química que hace que su intercambio de rimas se sienta como un flujo continuo de excesos, mientras que sus referencias nunca habían estado más finas, deleitando con one-liners tan memorables como hilarantes (desde Steven Seagal hasta Soda Stereo salen mencionados). DaBeat Ortiz (más conocido como Cohoba), por su parte, eleva a Manda Nudes a otra dimensión con su repertorio de bases más colorida a la fecha. Desde infusiones de merengue y bachata hasta pesados sintetizadores futuristas, no hay beat que no deslumbre en este retrato musical tan indudablemente dominicano.  – Alonso Aguilar

 


10. Bengalas – Goma de mascar

Suzi Love ha sido de parte de la escena musical costarricense desde hace algunos años cuando en los conciertos de Huba & Silica asistía al fotógrafo Pablo Murillo. Algunos años después regresa activamente a la escena pero esta vez como protagonista con su primogénito: Goma de Mascar.

Bengalas es el proyecto solista de Suzi, es la mezcla de buena música pop y matices electrónicos creados a partir de una computadora con interminables ritmos pegajosos. Canciones de amor y desamor, en un álbum cuidadosamente curado que está listo para disfrutar y bailar. – Stuart Roldán

 


9. Buscabulla – EP II

De nuevo el dúo boricua afincado en Nueva York nos entrega una música que oscila entre lo jubiloso y lo ensoñador, lo bailable y lo atmosférico, de forma que parecieran estar abriendo una posibilidad nueva en la manera de hacer “pop latino”. En “Tártaro” , su homenaje al salsero Frankie Ruiz, no necesitan citar de manera explícita la música tropical aunque se puede percibir sutilmente, así como en “Frío”, con la ayuda de Helado Negro, entregan su tema más introspectivo hasta el momento, con una sección final que suena como si el invierno comenzara a derretirse en cámara lenta. – Marvin Coto


8. El Mató A Un Policía Motorizado – La Síntesis O’Konnor

La espera valió la pena. 5 años después del ya clásico La Dinastía Scorpio (2012), El Mató A Un Policía Motorizado encontró en la intimidad y la melancolía la paleta sonora para deleitar con un magnifico sucesor.

Las letras y los inconfundibles vocales llenos de Santiago Motorizado muestran su faceta más vulnerable y sentida en temas como “La Noche Eterna” y “El Tesoro”, mientras que la banda explora con atmósferas hipnóticas y por momentos hasta psicodélicas de la mano de un uso destacado de sintetizadores y el característico énfasis melódico de sus guitarras. El oscuro optimismo que la banda argentina señala como base de su visión pocas veces había sido tan palpable como en La Síntesis O’Konor. – Alonso Aguilar


7. No Somos Marineros – D’Arcy 

El paso del tiempo ha llevado a una evolución natural del sonido de No Somos Marineros. Los sentidos vocales y los riffs arpegiados siguen estando presentes, pero los momentos más abrasivos han dado lugar a tempos más mesurados y una estética atmosférica.Las melodías y shoegaze en D’Arcy hipnotizan en esta nueva faceta de la banda, pero esto no significa que no se encuentren momentos de disonancia o angustia palpable, como lo son “Billy” y “Eurosport”, temas con los que cierra el álbum. – Pablo Acuña

 


6. Ibeyi – Ash

Su debut homónimo las dió a conocer, pero es en Ash donde la visión artística de Ibeyi, el dúo franco-cubano conformado por las gemelas Diaz, realmente empieza a deslumbrar.

Su música combina elementos sonoros de la cultura Yorube y afro-cubana y los yuxtapone con vibrantes armonías vocales soul y sutil instrumentación jazz (con la colaboración de Kamasi Washington, en esta ocasión). El resultado es una amalgamación musical inconfundible y sumamente idiosincrásica que sirve de base para las potentes temáticas que explora el álbum, particularmente el feminismo y el racismo. – Alonso Aguilar


5. Luca Bocci – Ahora

Ahora es uno de esos álbumes tramados con una delicadeza, espiritualidad y simpatía por grabar y escuchar música, que atraviesan la pérdida de algo que posiblemente se queda en el camino cuando tenemos que “madurar”. En algún momento del disco parece que todo se desintegra, pero dejando las herramientas suficientes para comenzarlo todo de nuevo. – Pablo Acuña

 


4. Juana Molina – Halo 

Juana es conocida por producir canciones con sílabas rítmicas sin sentido, de sonidos de radio estáticos o sintetizadores que se inclinan como ramas de los árboles mojadas por la lluvia. Ninguno de los sonidos o las melodías que ocupan Halo duran demasiado tiempo, y eso le da a la música una calidad deslumbrante. Juana se ha convertido en una zen donde el más mínimo ritmo se convierte en su propio lenguaje. – Pablo Acuña


3. La otra Cara de la Nada – Sobre Premios y Tormentas

Estamos ante la mayor revelación del rock argentino del 2017. De la mano de Ignacio del Portico, La otra cara de la nada muestra meticulosos arreglos con el contraste entre el dinamismo rítmico en la percusión con guitarras jangle, reverb, y la laxitud, melancolía vocal dream pop. – Pablo Acuña

 


2. Arca – Arca  

“Quitame la piel de ayer” son las primeras palabras que canta Alejandro Ghersi en el álbum homónimo de su proyecto Arca. Lo que sus dolidos vocales expresan se siente como una reflexión de su propio arte, el cual encuentra un renacer en los 44 minutos de este disco.

Arca es una experiencia densa y tan invasiva en su intimidad como el primerísimo primer plano que es su portada. Atmósferas oscuras y texturas disonantes se hilvanan con la hipnótica voz de Ghersi, la cual más que una guía narrativa, se convierte en un elemento sonoro más con el cual se experimenta. Por momentos las armonías se quiebran o las palabras se desvanecen, pero estas son las inflexiones de alguien que está canalizando su dolor y su deseo de manera totalmente visceral.

Se trata de musicalidad amorfa y avasalladora en su abstracción de poliritmos y ruidos industriales, pero esta vez canalizada desde la sentida melancolía de la balada latinoamericana para sumergir en una conceptualidad que no distingue entre lo carnal del placer y el sufrimiento. En lo que se siente como una culminación de esta faceta de su visión artística, Arca deleita con una de las experiencias sonoras más desafiantes y simultáneamente envolventes de la memoria reciente. – Alonso Aguilar


1. BFlecha – Kwalia

La española Belén Vidal, oriunda de la ciudad de Vigo, nos presentó este año un segundo álbum en el que profundiza su interpretación muy personal del pop electrónico. Sin caer nunca en la mera emulación aborda  R&B, House, Hip Hop y hasta toques de Trap para crear una colección de temas quizás un poco menos bailables y eufóricos que en su debut pero que continúan siendo efectivos. Además, todo lo anterior lo filtra desde una particular sensibilidad que se inspira por igual en la Ciencia Ficción, el pop mainstream y la pista de baile. Desde una periferia de la música española como lo es Galicia, BFlecha logra dialogar con la electrónica global, permitiendonos creer que es posible un pop que es a la vez idiosincrásico y contemporáneo. – Marvin Coto

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s