Review: Corona Capital 2017

México es un país rico, diverso y con una población gigantesca -solo en la Ciudad de México (CDMX) viven 8.851 millones de personas-, esto lo hace realmente atractivo para las productoras que se atreven a llevar bandas y artistas a presentarse ahí.

El festival Corona Capital, realizado por primera vez en 2010, ya se ha consolidado como uno de los festivales de música alternativa de latinoamérica, codeándose con otros como Lollapalooza, Estéreo Picnic y Rock in Rio. En su primer edición el festival tuvo artistas de peso como Pixies, Interpol, Regina Spektor, James, entre otros, y por 7 años la CDMX ha visto una constelación de artistas pasar por los -normalmente- cuatro escenarios que tiene el Festival Capital, que a través de los años logra atraer más seguidores inclusive fuera de sus fronteras.

Cartel-Corona-Capital-2017-Definitivo

México, por su accesibilidad y cercanía se ha vuelto un destino de turismo musical importante para muchas personas de la región que por alguna razón, ya sea económica o política, no pueden visitar norte o sur América para ver a sus bandas favoritas.

Para esta edición se esperaban bandas muy grandes y con muchísima trayectoria o algunas otras que en pocos años han logrado consolidarse en festivales y escenas musicales alternativas consiguiendo una gran cantidad de seguidores.

A continuación haremos un breve repaso de las presentaciones de algunas bandas en el festival que se llevó acabo en la Ciudad de México el 18 y 19 de noviembre.

Día 1

Al ser la una de la tarde del sábado nos dirigimos hacia el Autódromo Hermanos Rodríguez ubicado en la Ciudad Deportiva de Mixiuhca, en el sur oriente de la CDMX. Acá se puede llegar fácilmente en cualquier forma de transporte público o privado. Un par de calles antes, la policía comenzaba el operativo de cierre de calles para garantizar un mejor acceso de los asistentes.

Este autódromo es un complejo gigantesco que permite albergar a miles de personas y decenas de artistas en 4 tarimas muy bien ubicadas -aunque a diferencia de otros años estaban más cerca una de otra- para que el sonido de las bandas no se mezclara.

La entrada fue bastante ordenada y rápida. El cielo despejado y un sol muy potente proponían una jornada calurosa pero perfecta para disfrutar de un día lleno de música y muchas bandas. Una vez registrados y dentro de los linderos del festival, nos regalaron un brochure que contenía el cronograma y un mapa de ubicación que facilitaba el recorrido, además un par de “earplugs” para evitar la saturación de sonido en los oídos.

A la 1:50, con 10 minutos de retraso, comenzó Sheppard con su indie pop. Siendo el primer grupo de todo el festival tenían la misión de calentar el ambiente y lo lograron fácilmente iniciando su presentación con “Coming Home”. El fuerte sol frente a la tarima no incomodó al público que aplaudió y brincó durante toda la presentación de los australianos, quienes cerraron su show con la popular “Geronimo”.

IMG_20171118_142750.jpg
Sheppard

En la misma tarima que Sheppard, minutos más tarde se daría una presentación cargada de energía. You Me at Six es una banda inglesa con sonidos indie rock, post rock y post hardcore muy marcados. Desde el momento en que se montaron en tarima el sonido fuerte de sus guitarras anunció que no era un concierto para quedarse sentado o quieto en solo lugar. A mitad de su set sorprendieron al público tocando un extracto de “When you Were Young” de The Killers, al final de su canción “Reckless”, y para su última canción, Josh Franceschi -vocalista de la banda quien no dejó de recorrer el escenario gritando y brincando-, pide al público que se activen y no dejen de brincar siguiéndolo a él. De palabras de Franceschi lo que más le importa a la banda es “que el público la pase bien en sus shows”, actitud que se nota desde el primer acorde.

Entonces nos movilizamos a la tarima principal -donde más tarde tocarían Foo Fighters y un día después Green Day- para ver a los ingleses de Circa Waves. Si uno presta atención a los detalles notará que esta banda tiene influencias, en muchos sentidos, de otras bandas del Reino Unido como Arctic Monkeys, The Kooks, The Cribs, Franz Ferdinand, desde su manera de vestir, hasta la afinación de las guitarras y la forma de moverse en el escenario. Tienen un show bastante movido de indie rock muy bailable que fue perfecto para la calurosa tarde “veraniega” que se sentía en la CDMX. Estos ingleses mencionaron que se sentían orgullosos de tocar en la misma tarima en la que más tarde Foo Fighters daría su show, ya que son muy fans de esta banda.

IMG_20171118_161135.jpg
Circa Waves

Para esta hora cada tarima y cada concierto tenía una gran cantidad de personas que veía y disfrutaba del espectáculo.

A las 4:40 sin haber terminado el show de Circa Waves, la movilización es hacia el escenario Corona Light porque a las 4:50 en punto se presentaba Daughter. Con una luz casi perfecta en la agonía del sol, este trío inglés -acompañados de una bajista y tecladista, invitada al tour- se subió a la tarima y comenzó su set con “How”. Un grito muy fuerte de alegría se  escuchó al presenciar a esta banda que visitaba México por segunda vez. A su música perfectamente ejecutada -en un repaso rápido por algunos de sus mayores éxitos- se le suma el carisma y la presencia penosa-encantadora de Elena Tonra, su vocalista, que durante media hora encantó al público.

WhatsApp Image 2017-11-22 at 12.43.03 PM (1)
Daughter

En el Corona Light -mismo escenario de Daughter- después de 40 minutos continuaría Mogwai, pero es tiempo suficiente para ver en el escenario contiguo a Angel Olsen. Su rock and roll con un estilo muy del sur de los Estados Unidos es revelado por sus guitarras y sus atuendos representativos. Acompañados por la dulce voz de su vocalista, esta banda de 6 músicos, hizo que tanto sus baladas como sus canciones más rápidas y “rockeadas” fueran disfrutadas por los asistentes en un show impecable. 10 canciones entre la que destacan “Never be Mine”, canción con la que iniciaron, y “Shut up Kiss Me”, entre otras.

Nuevamente el éxodo. Agonizaba la luz del día y después de un “buenas noches” pronunciado en un español bastante sencillo, la banda de Glasgow, Mogwai, comenzó un set para el recuerdo de muchos. El constante golpe de hi-hat de la batería y el zumbido en los parlantes de un bajo fuerte introducían “Crossing The Road Material”. Con una manta de fondo y decoración el escenario bastante minimalista que no permitía distracciones de su música, Mogwai regaló un concierto increíble con percusión furiosa, efectos vocales nostálgicos y muchísimas emociones. Estos escoceses únicamente necesitan su mirada cómplice para entender el momento justo en que deben detonar los minuendos que permiten a los escuchas entrar en trance con su música. Un show impresionante e imperdible en próximas ocasiones.

WhatsApp Image 2017-11-22 at 12.43.03 PM

A las 8:20 comenzaban los platos fuertes de esa noche. Con una muy elevada asistencia -de esas en las que cuesta ver bien si no es gracias a las pantallas- Cage the Elephant prometía ser un show imperdible en este festival. Con un look muy desatendido -que incluso recuerda un poco a Sid Vicious-, Matt Shultz saltó al escenario, con la bandera mexicana en el cuello, y como es costumbre en sus shows, no paró de moverse, brincar y bailar por más de una hora. La explosiva presentación de estos estadounidenses es tan dinámica que pareciera que incluso el baterista, Jared Champion,  haría “crowdsurfing” si su puesto se lo permitiera. Si nunca ha visto a esta banda en vivo, es momento que lo ponga en elbucket list porque su energía en el escenario crea una fiesta inmensa alrededor en la que ellos son los máximos protagonistas. Al final de su presentación Matt terminó únicamente en su ropa interior y un cinturón para sostener el receptor del micrófono del que finalmente se libera para poder lanzarse al público y hacer el tan esperado “crowdsurfing”.

Aviso importante: El siguiente show no podrá reseñarse por completo, ya que es el penúltimo y como entenderán, el último show -Foo Fighters-, no podía verse desde la última fila por lo que debimos abandonar bastante antes para tener un buen campo.

Antes de que empiecen su presentación dos lasers azules se cruzan frente al escenario, generan expectativa. Muchos mexicanos ya han podido presenciar a esta gran banda en vivo, pero muchos otros nos mantenemos emocionados por verlos por primera vez. Muy pocas personas abandonan su espacio luego de Cage the Elephant para buscar campo en la tarima principal para el concierto de cierre. Suena “Intro” y seguidamente “Crystalized”, lo que hace que miles de gargantas rompan el silencio y se unan para corear, en adelante, todas las canciones de este trío. Alternando un poco entre temas viejos y temas nuevos, The XX encantó a todos con sus canciones y sus pocas pero certeras intervenciones en las que dejaron saber al público mexicano que estaban contentos de regresar.

fbbdd047-127a-42b0-b413-2ee42fdf91e6.jpg
The xx

Suena una guitarra y de inmediato 5 instrumentos haciendo ruido preceden a esta legendaria banda estadounidense. “Hey” grita Dave Grohl desde su micrófono y la multitud enloquece. El escenario con una fotografía gigante de Malcom Young -quien falleció ese mismo día- es un tributo a su legado como músico e integrante de la banda de Hard Rock AC/DC de la cual hicieron un cover de “Let be the Rock”, canción con la que empezaron su show.  Inmediatamente después “All my life”, “Learn to fly” y “The Pretender” esta última con algunas partes de canciones de AC/DC.

Control total por parte de los músicos sobre el público que por dos horas cantó, brincó y celebró esta nueva visita de los Foo Fighters en suelo mexicano. Un concierto que hizo olvidar el cansancio o el dolor de pies y que nos llevó en viaje a través de todo el repertorio de éxitos de esta gran banda -que incluyó un cover de “Under Pressure” de Queen, con Taylor Hawkins en la voz y Dave en la batería, además de “Hero” que dedicaron al pueblo mexicano por ayudarles a producir Sonic Highways (2014)-, demostrando por qué a la fecha es una de los grupos más aclamados. Posiblemente tocaron todas y cada una de las canciones que el público esperaba, con arreglos y solos extendidos, los Foo son una banda de primer nivel y un excelente plato fuerte para cerrar el primer día de festival.

WhatsApp Image 2017-11-22 at 12.43.02 PM (2)
Foo Fighters y su tributo a Malcom Young

Día 2

Después de un movido y energético día 1, el cansancio no nos permitió llegar antes de las 3 de la tarde, esto nos permitió conocer un poco de la oferta gastronómica que el festival ofrecía y conocer algunas de sus atracciones antes del primer show que queríamos ver.

Mystery Jets comenzó su set con “Telomere” una balada suave en la que su vocalista, Blaine Harrison, canta sentado frente al teclado y Henry Harrison, guitarrista principal, realiza los coros. Una canción después -y Blaine en la guitarra- el mood cambia. “Serotonin” hace que la gente se anime y se empiece a meter más en concierto con aplausos y gritos. A mitad de su concierto, su bajista Jack Flanagan, pide parar cuando tocaban “Bombay Blue” por una equivocación en la nota que debía tocar “Lo siento, lo siento, la vez pasada me equivoqué en la nota y juré que nunca más volvería a pasar y qué creen, ¡acaba de pasar! Lo siento, pero ¡hey!, todos se equivocan, ¿no? Estoy muy feliz de estar aquí. México es la mierda (Mexico is the shit). Empecemos otra vez, ¿ok?”. Un hermoso y emotivo show sonó por parte de los Jets en el día dos, quienes previamente en una entrevista en una radio local dijeron que el año entrante tiene pensada una gira en centro y sur América, desde ya los esperamos.

MJ1.png

Minutos más tarde, tocaba dirigirse a un escenario que no habíamos visitado en el día anterior. La tarima del Levi’s Tent, era un espacio bajo techo que albergó a la mayoría de artistas de música electrónica del festival, sin embargo, en esta ocasión tocaba ver a The Sounds. Desde Suecia, Maja Ivarsson y compañía se subieron al escenario puntuales y sin mucho alarde. La portada Living in America (2002) en una manta, era la única decoración para un espectáculo que no necesitaba de mucho apoyo visual ya que Maja no dejó que ninguna persona en el recinto dejara de moverse con su personalidad explosiva y llena de energía. La banda tocó los éxitos más importantes de su trayectoria y de su EP nuevo The Tales That We Tell  (2017) únicamente sonó “Thrill”, canción que no tuvo mucha reacción en el público asistente. A mitad del set, Maja, pidió que el público cantara cumpleaños al guitarrista chileno Félix Rodríguez y para el final del concierto, The Sounds se despidió con muchísima energía de México con “Hope you’re Happy Now” canción de su primer disco.

WhatsApp Image 2017-11-22 at 12.42.55 PM.jpeg
The Sounds

Con un piano de cola en escenario, los Cold War Kids trajeron al Corona Capital su mejor repertorio incluyendo “Mexican Dogs” canción que fue inspirada, según Nathan Willett su vocalista, por la última visita que hicieron a ese país. La banda integrada por 5 músicos de California, contempla sonidos que van desde el blues, el soul, el R&B y por supuesto el indie rock. Alternando entre música nueva y sus clásicos, ejecutaron perfectamente su cover de “Love in the Brain” de Rihanna.

Un par horas antes de que Green Day se asomara en la tarima principal, le tocaba calentar al público a The Shins. Banda legendaria creada en 1996 y famosa por canciones como: “Simple Song”, “New Slang” o “Australia”, hizo que el público -en su mayoría gente pasada de los 25- se deleitara por una hora con sus éxitos. En algunas ocasiones James Mercer, vocalista de la legendaria banda, habló emocionado e interactuó con el público mexicano, incluso contó una historia en la que una aerolínea perdió todos sus instrumentos en un viaje a Atlanta. Sus visuales sencillos de una calavera y algunas distorsiones, decoraron su canciones hasta el final de su presentación.

Abandonamos pronto la tarima principal porque el próximo espectáculo merecía verlo lo más cerca que se pudiera. Alt J, es de esos shows que uno debe perderse y disfrutar siempre que tenga la oportunidad. A pesar de que RELAXER (2017) no había sido un disco muy exitoso, su concierto en tierra mexica y específicamente en el festival Capital, prometía ser un llenazo completo, y así fue. Con las pantallas en blanco y negro y alto contraste, cada integrante era separado por paneles de barras de luces verticales y paneles de luz a sus espaldas para generar un efecto contraluz, empezó a sonar “3WW” y seguida de “Something Good” y “Tessellate”.

La presentación de alt-J marcó un antes y un después en el Corona Capital 2017
Alt J – Foto de Sopitas.com

Conforme avanzaba el espectáculo, se empezaron a incorporar colores a los visuales: azul, amarillo, rojo, verde, morado, dependiendo de la canción, así como algunas distorsiones en las pantallas que hacían cada vez más disfrutable la escena. Uno no imaginaría bailar con una banda como Alt J, sin embargo, una gran parte del público no paró de moverse en todo el show. “In Cold Blood”, “Matilda”, “Fitzpleasure” no faltaron en el listado de canciones que emocionaron al público cuando sonaron, aunque muchos quedaron con las ganas de escuchar “Taro” en vivo. Finalmente, para despedirse, el trío inglés tocó “Breezeblocks” y dieron un cierre a un concierto espectacular -digno de el bucket list o de “bandas que ver en vivo antes de morir”- que marcó uno de los puntos altos del día 2.

Se aproximaba el último -al menos personal- éxodo de la noche. Phoenix tocaba en algunos minutos en la tarima contigua y debíamos buscar buen campo. El cuerpo cansado pedía reposo por lo que ver a Phoenix se apreciaría desde una postura pasiva, aunque ilusos no estábamos al tanto de lo que seguía. Esta era la tercera vez que esta banda francesa se presenta en México y la segunda como parte del festival, pero esta vez todo era muy diferente. Su show había evolucionado y proponían que ninguna persona se quedara estática.

phoenix-resena1.jpg
Phoenix – Foto de Sopitas.com

Con los instrumentos y sus posiciones situadas sobre una pantalla led, que constantemente cambiaba sus pegajosos y coloridos visuales, además un espejo que caí en 45° hacia adelante, generando un efecto simétrico de las imágenes y permitiendo observar desde otro ángulo el escenario, esta agrupación no se guardó nada. Comenzaron con “J-Boy” y repasaron mucha de su música en especial del disco Wolfgang Amadeus Phoenix (2009) del que se extraen “Lisztomania” y “Rome” por ejemplo, esta última respondida por el público mexicano con un “oe oe oe Phoenix”. Para el final de su presentación, Phoenix tenía un arma secreta: “Ti Amo Di Piu”. Justo en el momento en que todos pensamos que el concierto se acababa con “1901” comienza a sonar “Ti Amo” con un arreglo que extiende la base y el coro de la canción poniendo hasta el alma más tiesa a brincar de emoción. Todo el cansancio y dolor de las últimas horas se intercambió por energía y adrenalina. Cada uno de los ahí presentes terminamos con una sonrisa placentera al final de este show perfecto donde Thomas Mars, vocalista de la banda, aseguró haber pasado un excelente rato.

 


 

Como conclusión, el Festival Corona Capital en su octava edición cumplió fielmente su oferta. Musicalmente tuvo artistas de muy alta trayectoria que dieron espectáculos realmente memorables y a nivel de organización, orden y entretenimiento, en todos los aspectos, deja una muy buena impresión en sus asistentes, garantizando así una muy buena recepción para la versión 2018.

Agradecimiento especial a: Daniela, Julio, Katherine, Tania y Valeria por las fotos y la compañía.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s