Trementina | “810”

Desde los rincones de Chile van apareciendo nuevos personajes que si bien ya existían su momento de ovación llega después de un buen tiempo en el que habían estado hirviendo, listos para ebullir. Es el caso de Trementina, banda que se desprende de Valdivia y cuya aparición en la web data al 2015 con su carta de presentación, Brilliant Noise

La trementina es un compuesto líquido y orgánico utilizado como combustible. Adueñándose de ese concepto, Vanessa Cea , Cristobal Ortiz, Lucas Martinic y Andrés Fischer se adentran en la misma idea de crear algo más grande , utilizando las distorsiones del shoegaze y el brillo dreampop como combustible para generar una exploción de sentimientos que remiten a los momentos más sublimes de la juventud.

A través de su producciones la banda se ha apartado del masivo pop que yace en la capital de la música chilena en Santiago, creando una oda sonora a su natal Valdivia: viajes hacia lo orgánico (las referencias a la naturaleza), el frío y el sol que se aparece detrás de los cúmulos grises, listo para engendrar un arcoiris. Todo dentro de una cápsula de teen angst y referencias musicales democráticas que han mutado en su corta carrera.

En 810 -editado por el legendario Burger Records– la banda inagura un nuevo panel de sonidos inicialmente con la partida de su baterista Andrés Fischer. Como un viaje en ácido o la textura del polvo estelar, a eso se siente el disco de la banda chilena. Una experiencia que se convierte obligatoriamente en algo intangible y donde la sinestesia trata de reinar. El aura Cocteau Twins protege las nueve canciones, alejando en esta producción las necias referencias de My Bloody Valentine (cultivadas explícitamente en los anteriores lanzamientos de la agrupación).

Arrancando con una ilusión perenne, “Let’s Go Away” inicia una cadena de oraciones hacia la turbulencia encontrada en el guión juvenal, lleno de inseguridad y sentimentalismo. Las cuerdas prometen un acercamiento más pop que de a primeras dicta implícitamente un “No, esto ya no es tan shoegaze po. Miranos haciendo dream pop y preparate para llorar o gozar“. El peso de los beats deja tumbado al escucha y el hechizo, delegado principalmente en la voz de Vanessa Cea, está presentando ya sus efectos.

Continuando con los golpes pasamos por “All I Wanted”, carta introspectiva que alega lo inalcanzable y la insatisfacción. Llega después de este un par de instantes frenéticos con una carga de vulnerabilidad cuyo colchón se compone de la esperanza que encontramos sin querer dentro de esa etapa de crecimiento: “Oh Child” y “No Control” nos llevarán de la mano por dichos sendas.

Con la misma convicción en destrañar la juventud, Trementina nos remonta a esos instantes impermeables de la juventud donde se desconoce que se quiere en la vida, pero sí hay una seguridad en saber todo lo que no se quiere. Se convertirán en piezas claves momentos como “A Place Up In The Sky” (desfilando más por el lado pop), “Fall Over Myself” y “810” detonando las capas ásperas con riifs que remontan al shoegaze inicial de la banda.  

810 en efecto puede sonar a esos 810 kilómetros que la banda recorrió para darle vida a su quinto disco, pero sobre todo, se siente como una reintroducción a un paraje más cercano del pop chileno que estamos acostumbrados a consumir. Sin embargo, no dejan de sorprender los espacios étereos donde las guitarras pesadas se van diluyendo con notas pegajosas que develan una narrativa llena de incógnitas. El disco es un evangelio juvenil que seguramente quedará en nuestro repertorio por un buen tiempo y al que siempre recurriremos para llenarnos de glitter y noise por igual. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s