Entre los chivos y el cine: Entrevista con Kim Elizondo, directora de “Sumergite un poco más”

En los últimos tiempos, varios espacios han aplaudido y dado merecida cobertura a la diversificación y al surgimiento de nuevas voces en la escena musical costarricense. El auge de estas propuestas se da en un momento histórico en el que los métodos para crear y distribuir contenido jamás han sido más democráticos, pero lo mismo puede decirse para otras vertientes artísticas.

En lo audiovisual, el crecimiento de la “industria” ha sido notable, considerando la cantidad, variedad y frecuencia con la que ahora surgen proyectos cinematográficos. Si bien esto es de suma importancia para la consolidación del nicho, de manera similar a la música, la raíz de esta efervescencia yace en todas aquellas personas que deciden mandarse a perder el miedo intentando, ya sea con un demo grabado en un cuarto o al salir con la cámara a captar lo que está pasando a nuestro alrededor.

Kim Elizondo es una de estas personas. El año pasado dirigió el clip para Esto Mató a Dylan Thomas en el videomixtape de Súper Legítimo, y ahora prepara la presentación de su nuevo proyecto como directora, el cortometraje  Sumergite un poco más.

Según la sinopsis, el material cuenta la historia de Nina, quien experimenta su adolescencia mientras su cuerpo y su mente son embestidos de primeras veces. Miguel, más allá de sí mismo, se apodera de la voluntad de Nina. Mientras, ella intenta entender el porqué de su obediencia.

El corto fue grabado en Santa Rosa de Río Nuevo de Pérez Zeledón, de donde Kim es oriunda, y es una co-producción de E- motions y La Feria Producciones.  La proyección será el próximo sábado 4 de febrero en el Lobo Estepario, dentro del marco de Perra Pop, y contará con presentaciones de Bengalas y Luis Carballo, quienes realizaron la musicalización del audiovisual.

Aprovechando la ocasión, Dance To The Radio conversó por teléfono con Kim sobre este nuevo proyecto, las formas de trabajar la música en lo audiovisual, las relaciones entre nichos artísticos, y más.

Poster_Sumergite_1.jpg

DTTR: Según has comentado, el corto tiene un trasfondo autobiográfico hasta cierto punto, ¿qué te motivó a contar esta historia?

Kim: Más que todo fue el proceso de la adolescencia. En este momento de mi juventud me di cuenta que ese proceso de la adolescencia definió mucho de lo que soy ahora, y muchísimo de lo que soy como mujer. Una cosa que me impactó mucho en ese proceso fue la relación con mis amigas, y como esto me ayudó a sobrellevar relaciones amorosas y demás, y cómo a partir de eso crecimos como chicas. Sobrepasamos ese momento de la primera relación amorosa.

Es autobiográfico, pero no solo de mi experiencia, también de mis amigas, es una mezcla de varias historias. Es un poco el descubrir de qué es una relación, y darse cuenta lo que puede estar mal de esa concepción. Hay muchas cosas que no iban con lo que queríamos realmente como mujeres. Muchas de las enseñanzas que nos dieron de niñas como mujeres implican dependencia hacia las decisiones y la percepción de otros hacia nosotras. Es un poco romper con esa relación conservadora.

DTTR: El tema que tocás tiene particular relevancia en este momento en el que vivimos, ¿qué sensaciones te deja la experiencia de grabar dentro de este contexto? Y ¿qué sensación esperarías dejarle al público con este trabajo?

Kim: Ahorita hay muchísimos movimientos súper explosivos, y todo bien, esas cosas son necesarias y es un buen momento para que estén sucediendo, pero a la vez hay quienes si bien apoyamos eso, no somos así. Somos un poco más tímidas dentro de nuestra propia personalidad, entonces exploramos el feminismo y esa rebelión de otra manera. Quizás un poco más íntima y delicada, por ejemplo en el corto, que es esta chica que nada más quiere ir a un baile y el mae no la deja. Entonces es explorar el por qué le está haciendo caso, de una forma muy adolescente.

Es un proceso bastante tímido. No te das cuenta de la noche a la mañana que sos una mujer empoderada, al menos yo realmente no lo viví así. Fue un proceso bastante lento, y ahora estoy segura de mis convicciones, pero si tengo en cuenta que también es una forma de vivirlo. Me gustaría que la sensación fuera esa. El proceso de ser una mujer empoderada y de llegar a quererse como uno es, no es siempre explosivo, puede ser súper lento y difícil, aún una vez que lo aceptás y lo asumís, porque la sociedad sigue siendo lo que es.

Hay que aceptar que es una lucha de por vida, y me gustaría que como artistas encontremos formas para seguir explorando esta sensación y crear contenido que alimente este discurso.

Foto-promocional_1.jpg

DTTR: Esta intimidad femenina que mencionás se siente presente también en tu colaboración con Esto Mató a Dylan Thomas para el Videomixtape de Súper Legítimo. ¿Qué tanto cambia tu forma de trabajar este tema al pasar de un video musical a un corto narrativo?

Kim: Si cambia muchísimo en cuanto al ride que tenía grabando el video para Esto Mató a Dylan Thomas. Era como: “mae no me voy a estresar. Voy a sacar mi cámara y voy a grabar lo que haría con mis amigas en una noche normal.” Sí tenía claro ese concepto de que fuera con chicas, porque es un tanto diferente y un poquito más íntimo. Solo tenía clara esa idea, entonces agarré la cámara y salí a grabar. De hecho me dijeron lo del videomixtape como tres días antes, pero me gusto eso de solo salir y grabar.

Lo que fue el corto, fue un año. Si fue un proceso diferente, ya que empecé a escribirlo en enero (del 2016) con esta idea autobiográfica de ciertos sucesos que pasaron en mi adolescencia. De hecho surgió como una película. Escribí una lista de escenas, pero me dije que antes debería hacer un corto, entonces agarré unas cinco escenas de esa lista que era como de 30, y me dije: “ok, esto puede ser un corto”. Ahí me puse a trabajar la estructura y explorar la puesta en escena, y relacionarlo con estas ideas de lo íntimo y lo femenino. La relación de la mujer con la naturaleza.

En eso se diferencia del videoclip, ya que es más esa faceta de mi vida en un pueblito en Peréz (Zeledón), más pasiva, más en contacto con la naturaleza, mientras que mi vida ahora es más urbana, y un tanto más activa, como en el videoclip. Esos dos momentos de mi vida se reflejan mucho en estos dos trabajos.

DTTR: En cuanto al uso que le das a la música en ambos proyectos, ¿ que tanto es distinto tener una canción básicamente como base conceptual a utilizar la música como un complemento a la hora de contar una historia?

Kim: En el videoclip casi que era agarrar el concepto que yo quería y moldearlo a la música. En el corto fue totalmente a la inversa. Armé el corto, hice el primer corte y yo siempre supe que al final quería meterle música, pero esa canción iba a tener mucho peso en la situación. La canción tenía que tener ciertos momentos de tono que le añadieran a la narrativa del corto. Como que tiene un momento tenso, luego algo más nostálgico, y finalmente una euforia liberadora y explosiva. Entonces empecé a probar con temas que no estaban tanto a mi acceso, pero ahí fui agarrando y nada me convencía demasiado. Entonces me dije que iba a intentar con piezas de acá, pero pensé que no lo iba a lograr, porque estaba buscando algo muy específico.

Finalmente agarré una canción de Bengalas, que es “Volverte a ver”, la probé y todo calzaba demasiado perfecto. Esta era la canción. Aportaba esa tensión, esa nostalgia y ese momento explosivo de ya no importa nada. Igual intentamos probar con otras canciones y otra gente, y lo hicimos pero definitivamente no estaba funcionando, tenía que ser Bengalas. Dejamos el tema al final, y creo que funcionó bastante bien.

Después tuvimos el dilema si meterle mas música, ya que yo no quería que fuera mega musical, así lo que hicimos fue ambientar un poco al principio. Me hablé con Luis Carballo (de Los Waldners), y él entendió casi que inmediatamente el sentimiento del corto y me hizo una propuesta muy buena que hacía que el resto del corto calzara con la música del final, dándole una unidad a nivel sonoro.

foto-promocional_6

DTTR:  Parece haber cierto intercambio entre la escena musical y la efervescente ola de proyectos audiovisuales. ¿Cómo ves vos esta relación que existe entre nichos artísticos, y como se nutren entre ambos?

Kim: Creo que está sucediendo bastante. Últimamente me parece que las películas están buscando más utilizar soundtracks ticos. Hay muchos ejemplos como Viaje (de Paz Fábrega), la nueva película de Julio (Hernández), Atrás Hay Relámpagos, etc. Es algo que debería seguir sucediendo, y ambas partes deberían buscarse la una y la otra. Creo que hay una buena relación entre sí, sólo que a veces no se buscan tanto.

Del lado audiovisual a veces se piensa la música como hasta el final del proceso, y hasta ahí se empieza a pensar en ello, pero debería ser un proceso en el que se acompañe más desde el principio. Al menos personalmente, uno al principio no tiene tanto en cuenta la parte sonora, y es algo que se deja mucho de lado, y yo creo que el mundo musical puede aportar mucho con la música, pero también conozco gente que comprende muy bien el ambiente sonoro, como generar sensaciones con los sonidos y las atmósferas en general.

Creo que a través del arte de los videoclips esto podría explotarse mil veces más. Es muy tuanis la cantidad de música que está saliendo ahora, y sería importante que exista una plataforma o una visión abierta de posibilidades para que cualquiera que quiera pueda trabajar con esas bandas. Es posible, es solo cuestión de hablarlo. Es un tipo de ejercicio que creo que la gente debería mandarse más a hacerlo.

Me gusta la propuesta de Super Legitimo, son oportunidades súper valiosas que creo que deberían suceder al menos una vez al año. Involucrar tantos artistas, no solo audiovisuales y musicales, sino también la parte gráfica, ilustración, y todas. Ahí de verdad es un conjunto, una obra de arte en sí, y vos vas y conocés a los artistas. Me parece es algo que debería suceder más.

DTTR: De hecho que el corto se presente junto a un concierto de Bengalas y de Luis Carballo le añade a esta idea de colectividad y de conjunto que mencionás, ¿Cómo surge la idea?

Kim: No se nos había ocurrido, de hecho. Fue como que nos dijimos: “Esto tendría sentido, ¿verdad?”. Tenía pensado un recorrido clásico de festivales, y ver si entraba, y después darle distribución afuera y demás, pero me di cuenta que en mi proceso como directora estoy tratando de tomar decisiones lo más sinceras posibles, y esa fue una que me pareció natural. La idea de no estrenar en una sala de cine, sino en un lugar distinto con otro tipo de gente que quizás yo no conozca . Esto es más el corto. Es más lo que yo soy ahora, me gusta ir al cine e ir a chivos. Me gusta como esa fusión.

DTTR: Lo mencionaste brevemente, pero para finalizar, ¿qué es lo que se viene para Sumergite Un Poco Más luego de la presentación?

Kim: Honestamente no sé (risa). Aquí en Costa Rica quería hacer este evento por que no sabía que tanto chance haya de proyectarlo. De hecho vamos a ver que surge ese día, ver que personas se interesan por tenerlo en otras proyecciones y muestras. Me gustaría que se presente en el festival de acá este año (Costa Rica Festival Internacional de Cine), y ya después ver a nivel internacional que se logra, primero los festivales grandes y también festivales temáticos enfocados en la mujer.

El corto es básicamente una plataforma para aprender y crecer como artistas. No darnos a conocer, pero dar a conocer en lo que queremos involucrarnos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s