Review: Panda Bear | Panda Bear Meets the Grim Reaper

Panda Bear, Panda Bear Meets the Grim Reaper

Domino, 2015

Puntuación: 60

Por Marco Gölcher

En lo que parece una continuación de su disco del 2007 Person Pitch (saltándose el disco Tomboy del 2011), Panda Bear ofrece su nuevo disco semi-homónimo: Panda Bear Meets The Grim Reaper. Recién habíamos escuchado una probada de este disco el año pasado con el EP Mr. Noah, del cual se desprendió el sencillo del mismo nombre y que en general nos dejó con una producción corta pero satisfactoria de pop psicodélico bien coherente. Panda Bear Meets The Grim Reaper parece seguir en una línea similar, aunque sin gozar del todo de la misma coherencia musical. “Sequential Circuitis” empieza como una especia de preludio temático, dándole al oyente una pincelada de lo que sigue, caracterizada por las armonías vocales tan usuales del señor Noah Lennox. Siguiente está la pieza que de verdad arranca el viaje que es este disco, Mr. Noah, un punto alto del disco cuyos sonidos distorsionados y vocales mareadas hacen que esto se sienta como una experiencia de circo, de feria. En términos locales, como montarse en el Ciclón de las fiestas de Zapote y salir con la cabeza dando vueltas y sólo pudiendo ver un menjurje de colores y luces alrededor de uno.

“Boys Latin”, otro de los cortes del álbum que ya habíamos oído, sigue con la experiencia del disco, añadiendo a la atmósfera envolvente de este. Mas con esta pieza se empieza a ver una de los más grandes defectos del álbum: la repetición sin dirección. Si bien es cierto que en la música popular (y no tan popular) contemporánea, la repetición es un recurso usado con frecuencia y usualmente de forma exitosa, es muy fácil para el artista caer en un espiral de repetir frases musicales y motivos ad nauseaum. O sea, repetir por repetir, sin tener ningún motivo claro y haciendo que la experiencia musical se sienta aburría en lugar de hipnotizante.

Panda Bear Meets The Grim Reaper está lleno de pequeños fragmentos de experimentación sónica, segmentos musicales entre piezas que, en apariencia, tienen como objetivo ayudar a construir la temática sonora del disco, sin embargo, es imposible no cuestionar su presencia en este, ya que esta tarea es llevada a cabo fácil y efectivamente por las composiciones musicales principales del disco. Dicho esto, algunas composiciones de PBVSGR carecen de dirección aparente o bien, de una melodía que destaque dentro de este, tales como la introducción del disco, “Sequential Circuits”, “Come to your Senses” y “Crosswords”.

Por otro lado, el álbum si se jacta de tener sus momentos memorables(esta vez usando la repetición de manera efectiva), como los tracks “Mr. Noah”, “Boys Latin”, “Príncipe Real” y “Tropic of Cancer”, una tranquila pieza llena de una atmósfera apropiadamente cálida y tropical, que recuerda un poco al trabajo de Panda Bear del 2007, Person Pitch.

Panda Bear Meets The Grim Reaper es, como se esperaría de Noah Lennox, una experiencia que vale la pena vivir, aunque sea un rato, que divierte, entretiene y en momentos fugaces, cautiva, más no logra atrapar al oyente como otros trabajos previos del integrante de Animal Collective. Y el problema aquí es que la comparación no nace del decir “X no es tan bueno como Y entonces no es bueno”, sino más bien evoca la pregunta: ¿Es este el mejor esfuerzo que Panda Bear pudo haber sacado? Y la respuesta no es exactamente satisfactoria.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s