Roberto Montero: emergiendo en ondas

Con Epicentro, Roberto Montero esta tratando de capturar el significado real de construir un festival de música en una escena que esta viviendo su momento más fructífero hasta el momento.

•••

Eterno optimista, Roberto Montero Batalla es de los que ve el vaso siempre medio lleno. Para él, el que la escena de Costa Rica se sienta dividida y la no existencia de un festival en nuestra capital se traduce, fácil, en una enorme oportunidad de mejora.

Si bien la figura de Roberto Montero ha estado muy omnipresente en los últimos años en la escena musical del país como el director de la ya difunta revista y sitio web Warp CR, siendo parte de la curaduría de festivales como Transitarte, Warp Weekend y Festival Imperial y organizando algunos conciertos independientes de mediana trascendencia, ya todo eso es pasado. Él acepta el “fracaso” de intentar tener una revista de música en el país, atravesando un “desierto” del que salió fortalecido. “Soy una persona que no me da miedo intentar cosas, y cuando uno no le da miedo intentar cosas, tiene que estar dispuesto a que sean exitosas o que fracasen.”

Processed with Rookie

Aprendiendo y reflexionando de sus experiencias que recolectan tantos momentos positivos como negativos, Roberto ahora maneja con éxito la banda nacional 424, fundó su propio sello disquero Clap Clap Records y se prepara para albergar la segunda edición de su festival, Epicentro, un festival que creó el año pasado y juntó a artistas latinoamericanos relevantes como CLUBZ, Siete Catorce, Monte, Astro y MIS y de la mano de Sound Diplomacy desplegó una serie de charlas informativas con organizadores de festivales, comunicadores y músicos. El 2015 aplicaría la misma receta pero con una magnitud más amplia y con un prestigio más reconocido nacionalmente e internacionalmente.

Haciendo gala de su característico lenguaje inclusivo, Montero nos metió esa noche hasta su cocina. Feliz me convidó una gozosa crema de tomate. Sentado en un banco metalico en el comedor de su cocina, a Montero se le nota algo cansado. Al entrar había visto algunas cosas de Epicentro en su patio, que evidenciaban un arduo trabajo durante todo el día. “Estuvimos todo el día trabajando junto a Diego [Muñoz], quien hace toda la dirección de arte del festival. Estoy muerto”

Si bien no somos amigos muy cercanos, entre Roberto y yo hay confianza. Y me atrevo a decir que mucha. Entonces era indiscutible no preguntarle sobre cual serían los artistas que estarán el próximo 24 al 28 de marzo. Las preguntas le llovieron y con todas se fajó, respondiendo pero no contestando. Proseguí a cambiarle de interrogación con la intención de volver a sacarle algo más tarde.

Para Roberto, cada minuto cuenta. Todos los días, se comunica con referentes de la movida latinoamericana, allegados que dictan lo bueno y lo malo, lo relevante y lo no relevante. Por sus obligaciones internacionales con su banda 424, pasó gran parte del 2014 saltando entre hoteles y aeropuertos, desarrollando una agenda personal de trabajo de la que aquí poco trasciende. En cada parada había un festival de música, algo que aprender y algo que aprovechar.

“Hay diferentes tipos de festivales. Dichosamente he tenido la oportunidad de estar en varios de ellos. Hay grandes festivales como el FIA o Festival Imperial que satisfacen la necesidad de un público amplio. Pero todo lo que está sucediendo en la escena local, hay un público creciente y sediento por conocer nuevas propuestas y aún más sediento por espacios donde puedan hacerlo en carne y hueso como blogs independientes, radios, plataformas y festivales”

Processed with Rookie

En el caso de Epicentro, su idea va pensada en llegar a un público cautivo que quiera aprender y conocer música nueva en un espacio relativamente pequeño y no en grandes arenas. “Un festival se da y en caso puntual de Epicentro, porque hay una necesidad en el público”.

No es la primera vez que algo así pasa en nuestro país, así se dio en el 2013 cuando Warp CR y Radio Hit se unieron durante el Festival Transitarte y fue una experiencia realmente emocionante, donde masas de personas se acercaron a conocer nuevas propuestas. Son estos espacios que tienen un propósito dual: el público se educa y las bandas tienen la oportunidad de darse a conocer. “Desde el día uno, nosotros tratamos de que para Epicentro la curaduría de artistas llegará a crear un impacto a alguien afuera de nuestro país. Tratamos de que la curaduría se convierta en un referente de ondas emergentes de música latina”

El fundador de Epicentro resume que el proceso de aplicación creó “sorpresas gratas y no tan gratas”. Su diciembre fue muy musical, dándole el tiempo para escuchar cada una de las atenciones. “Fui parte de la curaduría del Festival Imperial y ese fue más fácil que curar Epicentro” dijo de forma cómica y riendo. El festival ha recibido mucha atención de medios tantos tradicionales como no tradicionales, dentro y fuera del país. “La idea de traer a Denver para el anuncio del festival era crear un ciclo informativo. Aun así esa información paso desapercibida por un montón de bandas locales. No ha sido tarea fácil.”

Considerando que el festival posee apenas una edición bajo sus mangas, su segunda edición ha causado grande bulla y eso es algo que le sorprende a Roberto y demás colaboradores. De la misma manera instaura una mayor responsabilidad y presión. “No se si estoy listo para tanta presión. Hoy te digo que tengo que trabajar toda la noche. Existe un grupo natural de trabajo y dependiendo la necesidad del proyecto involucramos a ciertos colaboradores. Dichosamente para las charlas estamos aliados a Sound Diplomacy y nos quita todo un peso de encima.” Roberto y compañía abrieron sus puertas para que voluntarios aplicaran y a su sorpresa más de centenas de personas se apuntaron a tal causa. Además Roberto reclutó a figuras muy activas dentro de la escena como el caso del fundador de Super Legítimo, Kevin Leon y los comunicadores Diego Delfino y Carlos Soto de 89decibeles. “Es abrumante porque queremos dar lo mejor. No vamos a descansar hasta saber que dimos lo mejor de nosotros para hacer el mejor festival que podamos hacer. Somos nosotros construyendo las cosas”.

A Roberto, uno de los 40 menores de 40, le toca vivir un proceso diferente de tener que aliarse a conocidos y otros no tan conocidos, y buscar como posicionarlos de forma que beneficie al festival. Diferente porque ha acostumbrado a trabajar “a solas” como manager de 424. Fue aquí cuando la entrevista cambió y dio un pequeño giro de 180 grados. Roberto ha sabido posicionar a 424 en gran variedad de eventos importantes tanto en el país como afuera. Esto le ha achacado que gran parte de las personas que están en la cera contraría le critiquen y afirmen que todos sus eventos son para favorecer a la banda que él mismo maneja. Yo mismo he pensado y le he criticado por eso. Algo molesto y cansado de la pregunta respondió, “no me puedo imaginar como alguien puede decir que Epicentro esta hecho en función a una banda o un artista. Cualquier cosa que se diga sobre eso, se dice desde un contexto de ignorancia absoluta.” Roberto ha trabajado con más de 30 bandas en todos los eventos que ha salido de sus manos. 

10496104_10152641289423554_4736402580237264743_o

Abanderado y enamorado del tema del descubrimiento musical en escenarios comunales y de que Epicentro llegue a mover masas no solo internamente pero en el exterior es, en su criterio, la gran oportunidad de desarrollo para la escena. “La idea no es solo generar puentes hacia afuera pero también hacia adentro. Los artistas que se van a presentar saben que están en ese proceso de cautivar al público.” Y en esa línea se enfilarán sus esfuerzos para verse más como un “agente de cambio”. Antes de buscar el protagonismo, primero encajar. En particular los festivales que más me llaman la atención son los que tienen una identidad propia, estos que no tienen un alcance tan masivo, pero que siembran una idea que va transformándose y cambiando las propuestas musicales de una generación. Ese, en mi opinión, es el gran desafío para Epicentro.

Después volví a preguntarle sobre la alineación y me invitó a otra sopa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s