Editorial: Una carta a la escena musical

Pues a ver, sobre la escena en general:

Vivimos uno de los momentos más fructíferos en cuanto a cantidad de bandas, noches de club, fiestas, festivales (iniciativas) y blogs musicales desde que tengo uso de razón. Iniciativas interesantes: Folk Collective, Colapso, Epicentro, Super Legítimo, los evento de Las Robertas, Caricaco Music Festival, Envision, Nasional, Revival, etc.

Todo parece dispuesto para tener una estupenda escena. Y la hay. Pero me da la sensación de que no hay una cantidad de grupos acorde con la cantidad de cosas y gente que hay alrededor. Hay grupos que suelen estar formados por gente de otros grupos. Proyectos paralelos. Proyectos paralelos a esos otros proyectos paralelos.

Otra cosa preocupante es que no hay tanto relevo generacional como uno podría desear. Existen (Girls Scouts, Vicepresidente, Timber of Trees, Magpie Jay) pero son minoría. Lo que es bueno es que nuestra escena, y estoy hablando de la escena emergente independiente, esta formado por jóvenes. Jóvenes que no les importa animarse y fallar y volver a intentar de nuevo. Probablemente se deba a que la gente más “adulta” no está interesada en este tipo de música y tienen otra “escena” con otros grupos, salas, sellos y promotores y no se juntan con los jóvenes. Quién sabe.

En cuanto a grupos, managers y promotores:

Creo que también es una época donde vemos más el ego que nunca. La autoedición ha llevado a algunos grupos a estar autovendiéndose constantemente, a hacerse autobombo constante, y es algo que da bastante pereza. Existe una serie de grupos que se han hecho amigos en eso del constante autobombo y entonces se dedican a ponerse a sí mismos y a los otros amigos como lo mejor del año, los más underground, los salvadores de la escena, etc. Muchos estamos de acuerdo en que desde fuera queda muy ridículo y apesta a egocentrismo, pero algunos sellos respetados se lo han tragado y les están fichando.

En general creo que hay mucho ego, mucho aparentar, el hacer las cosas de cara al exterior, pensando en cómo queda en el curriculum, en ser cool o simplemente en hacer dinero, más que porque te guste lo que estás haciendo (ya seas un grupo, un sello o una promotora). Afortunadamente no es la mayoría, pero se ve más de lo que me gustaría.

Algunos apuntes:

  • Medios, escritores, entusiastas, escriban y reseñen sin importar si les dieron acreditación de prensa o no. Pero al hacerlo critiquen con fundamento. Aquellos que ostentan de tan anhelado pase de prensa, no halaguen solo por caer bien. Más de lo mismo no le ayuda a nadie. En la variedad está la diversión.
  • Hola, voy a un concierto y a la salida me compro el disco, pero como no se puede pagar con tarjeta ni tienen bolsas me cabreo porque soy imbécil perdido.
  • Hay muchas cosas que me gustaría que me expliquen sobre esta escena musical nuestra, pero no me atrevo ni a preguntarlas.
  • Aprendan a no esperar nada a cambio. Yo he aprendido esta, desgraciadamente, por las malas.
  • Queridos grupos: cuando escriban biografías y notas de prensa recordad que las palabras grandilocuentes solo valen más en el Scrabble.
  • Las notas de prensa musicales me ponen cada vez más triste. Ojalá las sacrificasen, como a los caballos cojos.
  • Pensaba que ya lo sabíamos todos, pero como veo que no, se lo comento: no se puede tocar en directo llevando una camiseta de tu propio grupo. Sencillamente no se puede.
  • Hay ciertas personas en la escena que quieren pasar por encima y figurar a como de lugar. David Carr tiene algo que decirles: “Before you stick out, you have to fit in. So to be a worker among workers, it’s really important to establish the fact that you’re willing to get in the boat and row. Don’t try to go to the front of the boat before you’ve earned your place.”

Sí, lo se, si critico y no aporto una solución, simplemente soy parte del problema. Pero no tengo que proponerla cuando se puede ver: Festival del Corazón. Gente colaborando entre ellos mismos e incluso sin pelearse, haciendo las cosas sin que se sepa muy bien por qué y sin conseguir más que unos pocos votos. Pocos recursos pero mucho espíritu DIY. Eso señoras y señores es la solución. Trabajo, no para argumentar que soy el salvador de la escena, ni para alardear que soy “el primero en”, ni para ganar la aceptación de personas y medios internacionales que en 10 años no se acordarán de mi. Todo lo contrario, trabajo para que una banda joven pueda ganar algo de dinero para costearse sus gastos de grabación, trabajo para que aquel entusiasta que vive haciendo ropa pueda promocionar sus productos que con tanta pasión desarrolló a un público interesado. ¿Cual es su objetivo? Es simple. ¿Es la motivación por querer apoyar a la escena musical conducida por abrirle espacios nuevos y creativos a la cultura costarricense o por el egocentrismo de querer figurar y buscar elogios? El futuro nos mostrará.

Colaboración de Manuel Moreno, Gramaciones Grabofónicas

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s