Review // Folk Collective Vol 3

Algo que siempre me resulta agradable es ver a grupos o solistas hablar de sus influencias musicales ya que de alguna manera éstas se manifiestan a través del estilo de los que los mencionan. Para la tercera edición del Folk Collective se presentaron dos solistas, un quinteto y un dúo con invitados especiales y todos tuvieron algo propio que aportar esa noche bajo el espacio cálido de El Sotano.

En su onda

Pasadas las nueve de la noche se introdujo el primer acto que habló de algunas influencias de guitarristas como Chuck Berry y sí se logró ver parte de ese estilo en la manera que soltaba ritmos algo rhythm and blues y rock and roll propios de esa década de los cincuenta. Para introducirse mencionó una línea que tiró un par de veces más esa noche y fue “Yo soy Dios (pausa) Desde la Máquina seguido por algunas risas y fue bueno para romper el hielo que usualmente involucra empezar un chivo. Una de sus canciones tenía arreglos profundos en la guitarra junto a cantos agudos que me recordaron un poco a los llantos que suelta Devin en su canción Masochist y fue una de las que más me gustó por su estilo suelto y coro pegajoso de “I will shoot you down”

Plática de Pedófilos

Entre su humor se filtró un comentario relativamente insensible acerca de los pedófilos;  decir que amas a los niños no es lo mismo que decir que entiendes a los pedófilos. Entendí lo que quiso decir pero tal vez se le enredaron un poco sus palabras. De igual manera siguió su repertorio para complacernos con “With a Little Help From My Friends” de los Beatles y sonó así (nuevamente esperaremos a que salgan vídeos más legítimos del evento). No es todos los días que escuchas a un músico de la escena nacional adoptar un estilo como ese y qué bien que lo está haciendo.

Y los Marineros de Agua Dulce

Así terminó el primer acto y el hombre que se presentó a continuación se lleva el premio del mejor nombre de esa noche y con buena razón; Niño de Cobre y los Marineros de Agua Dulce está excelente. Este otro acto solista tuvo un estilo que por lo general involucró cantos alargados y rasgueos movidos  que desató mucho sentimiento en él ya cuando finalizaba su repertorio.

Cambio de Guitarra

Su presentación contó con algunas alternaciones de guitarras y un finalmente un cambio de ropa. Su última pieza, llamada Rey Sol, la tocó en el piano sin camisa y pantalón y nos invitó a que hiciéramos lo mismo diciendo que no deberíamos tener pena de nuestros cuerpos; lastimosamente nadie más se unió a la noción pero tal vez más de alguno lo consideró. De esta manera empezó con una melodía emotiva a la cual se le unió un canto que resonaba muy delicadamente en ese sótano. La melodía del piano se intensificó hasta que se convirtió en notas individuales que poco a poco desaparecieron y fue un cierre emocional tanto para él como para la audiencia que dio los merecidos aplausos. He aquí un clip viejo de esta canción.

Tocando Rey Sol

Fishh

Cuando se presentó Fish Louis estaba bien acertado el comentario que se soltó en algún lado de ese sótano que mencionaba cómo esta tercera edición era mucho más folk que la anterior. Bastaba ver el uso de los instrumentos del quinteto como la harmónica, el ukelele y un banjo para saber que lo que se venía  sí iba a tener un aire folk más puro. Otro factor que influenció ese aire fue el uso de instrumentos acústicos (salvo el bajo y el cambio momentáneo del banjo a la guitarra eléctrica cuando se llevó a cabo un breve solo con mucha finura) y la falta de alguna percusión. Tocaron música pausada y poseen un sonido agradable como para estar alrededor de una fogata entre canciones y relatos de la vida; como dato aleatorio, si no mal recuerdo la ‘s’ en Louis es silenciosa.

Fish Loui

Me estaba preparando mentalmente para ver qué traería el último acto y en lo personal fue la sorpresa más agradable de la noche (como lo fue Orquídea en la edición anterior). Con el cambio de instrumentos de un acto para otro, me llamó la atención un pad de percusión electrónica colocado encima de una batería acústica y de esta manera arrancaron las chicas de Colornoise. Sonaron unas beats pegajosas de parte Alison Alvarado y fue un comienzo que de alguna manera te advertía que más adelante las cosas se iban a poner pesadas y no decepcionaron.

Rockon

Poder color ruido

Colornoise no solo poseía música poderosa sino que también lo transmitía a través del carácter un tanto belicoso de la cantante Sonya Carmona y esto me encantó sinceramente; es decir estas chicas tuvieron y tocaron con actitud. Cuando se les unieron unos miembros más a medio toque, el estilo en general de este grupo me recordó a The Kills ya que ambos incorporan un uso pesado del bombo. Estuvo de puta madre chicas.

Poderosas

Fue una noche con mucha diversidad y ya se viene la cuarta edición del Folk Collective con un invitado de primera como lo es The Great Wilderness y claro, los otros actos también prometen estar buenos. Estén pendientes para ver la fecha oficial del evento y si están disponibles deberían darse una vuelta por ahí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s