Review: Ases Falsos // Conducción

Ases Falsos, Conducción

Quemasucabeza

Puntuación: 80

Por Amaranta Herrera


Una vez más Ases Falsos logra revolver un poco el suelo de nuestro sistema digestivo con lo que me gusta llamar “melodía agridulce”. Este grupo conformado por Simón Sánchez, Juan Pablo Garín, Francisco Rojas, Martín del Real y Cristóbal Briceño tiñen un viaje a través de lo que a mi me parece un desierto con la euforia y la alegría que se genera durante la conducción a distintas velocidades, buscando la expiación de los malos signos y las curvas vertiginosas. El desierto y el viaje, son imágenes en las que encuentro un estado de NO-AGOTAMIENTO, ya que estas mismas sugieren superación y renovación,-el viaje eterno-, el encuentro/re-encuentro, como la imagen de la muerte que recoge la cosecha infecta, dando paso a  las nuevas plantas.

Recordamos las guitarras y teclados agridulces de “Séptimo Cielo”, canción perteneciente a su primer álbum lanzado en 2012 titulado Juventud Americana que nos llevan por un sueño lánguido, mágico y abrumador que pone en evidencia lo accidentada que puede parecer la muerte y la vida; la efímera condición de esta y la añoranza con la cual deviene nuestra sociedad postmoderna. A pesar de que el grupo ha ido en su singular evolución y complejización, introduciendo otros elementos musicales, sigue conservando este hermoso sello, que en lo personal, revuelve mis entrañas.

En este disco, los teclados son terriblemente pop y los bajos son últimamente funky, así como varias de sus guitarras y aunque soy más amiga de los beats rápidos, la batería de este grupo se incorpora de la manera en la que debe. Toda esta mezcla me parece hermosa y siendo sincera, no sería lo mismo sin dichos teclados ni las voces. Me pregunto cómo sonaría si en algún trabajo próximo agregasen coros ligeramente disco.

“Mantén la Conducción” abre el disco y nos otorga pistas de lo que viene. Durante una entrevista realizada al vocalista y guitarrista Cristóbal Briceño, nos señaló la cualidad ritual y de paciencia de dicha canción, que en mi opinión, será fundamental para un grupo como Ases Falsos y espero trabajos aún mejores, por la honestidad con la que han venido desarrollándose. Hay que darle tiempo al tiempo, pero parece que Ases Falsos busca su orden natural.

Me parece muy puntual la posición de Cristobal Briceño, con respecto a no sobre-dimencionar ni sobre-interpretar; “creo que la canción quiere decir lo que dice“. Y en mi opinión personal, este es un trabajo de quien desee escuchar el álbum ya que el resultado siempre se vuelve algo más y/o diferente después que se ha desprendido del artista.

¿Porqué el amor es un tema tan inagotable? Esta es una pregunta que recordé después de debatir con nuestro director Pablo sobre la presencia o no de contenido “político” en Juventud Americana y la presencia o no de contenido “romántico” en Conducción… Sé que puedo llegar a ser criticada por mi posición, pero creo que los trabajos más hermosos, son los más honestos, así puede ser la más elaborada obra o ser la madre de la monotonía: si es honesto, es real. Así mismo creo que hay pequeños actos politizantes en el momento en que nos hacemos conscientes de los sentimientos que pasan por nuestro cuerpo y se traducen en lenguaje… ¿Queremos realmente seguir usando este lenguaje? ¿Cómo lo usaremos de ahora en adelante? ¿De qué sirve? Quizá sea más acertado no pensar en que si sirve o no, sino proponer en el trabajo del artista (desde cualquier vértice conceptual) y esto es lo que creo que hacen los artistas honestos: proponer.

Sabiendo esto, puedo decir que para mí, si bien los artistas se apropian y transforman la realidad sin siquiera darse cuenta, en el caso de Ases Falsos, encontrar un tema no es lo prioritario, sino la sublimación de lo que pasa por nuestros cuerpos; lo cotidiano, lo onírico, lo ritual… y el amor, ¡Oh! el amor… ¿Es el sentimiento último? ¿Podemos arreglar el mundo en su simetría desde el amor honesto? Importe o no… el amor y la ternura ataca a los seres humanos en cualquier momento, como demonios que vuelan por ahí y aterrizan en nosotros, en cualquier persona en el mundo y nos derriten la cabeza y agrandan el corazón y queman el alma de quienes no son correspondidos… ¿Cómo no sintonizar con algo que somos tan propensas a sentir? Creo que esto es lo que sucede, más que un cambio de tema.

Conducción es un álbum para ser disfrutado, si es posible, durante un viaje hacia la playa o en medio de un desierto, viajando en un automóvil, ya sea a solas o con buena compañía y sentir la cálida brisa secar el sudor mientras repasamos:

-Plácidamente transcurre mi depresión-

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s