Review: White Lung // “Deep Fantasy”

 White Lung, Deep Fantasy

 Domino; 2014

Puntuación: 85 (Álbum Destacado)

Por Angel Carcache

Si no están familiarizados con White Lung, su álbum más reciente les puede venir como una sorpresa brusca.  Deep Fantasy es el tercer disco de la banda de Vancouver Canadá que nos sumerge en 22 intensos minutos de punk rock. Los canadienses han recibido buena alabanza con este nuevo álbum que por lo general se considera su mejor trabajo hasta la fecha y ahora están firmados bajo la gran disquera Domino Records  (Arctic Monkeys, Franz Ferdinand, Pavement y más).

El grupo está conformado por tres mujeres (Mish Way en vocales, Anne Vassiliou en la batería y Hether Fortune en el bajo) y un hombre (Kenneth Williams en la guitarra) y se consideran feministas y por lo tanto los temas que exploran son igual de densos que sus canciones. La primera canción es “Drown With The Monster”, y aquí se introducen las vocales de Mish Way junto a unas guitarras belicosas que sirven para adaptar a nuestros oídos a lo que está por venir. Ésta se inclina más hacia el hardcore al igual que la predecesora  y pronto hacen notar que el disco sólo se equilibra entre canciones punk y versiones más pesadas de éstas. Aunque la tercera pista suene menos pesada, “Snake Jaw” cuenta con la siguiente frase, “If I get fat one day, will you run away? I’ll starve if you promise to save me” que es un ejemplo de la inseguridad que acompaña la letra y nos la tiran en la cara con riffs apropiados.  Es algo confortante ver cómo bandas se liberan de sus conflictos emocionales, en este caso sobre el tema de peso,  a través de canciones  angustiadas y este estilo también lo aplican para explorar otros temas.

Las diez pistas duran menos de 3 minutos cada una y de esta manera White Lung va directo al grano con su punk rock expresivo. No se complican la vida buscando fills difíciles en la batería pero a la velocidad que suenan los platillos y bombo, la pieza se vuelve estrenua para tocar. “I Believe You” es la canción del disco que me gustaría ver en vivo para poder presenciar el desmadre que se armaría, y por supuesto cantar junto a los coros mientras me empujan en el proceso. Como dato adicional esta canción hace referencia directa a la cultura de la violación diciendo “You don’t take me, don’t make me” que básicamente toma la idea de que a una víctima de la violación no se le puede quitar nada porque son sobrevivientes y también que ahora en día la mayoría de bandas no son tan abiertas a la hora de hablar acerca de estos temas.

Es un álbum algo difícil de digerir en una sentada porque los ritmos pueden dar la impresión de parecerse mucho (en parte debido el doble-bombo que se hace presenciar en casi todas las canciones) y porque nunca desaceleran. Lo que sí impresiona es cómo los riffs altos de la guitarra pronto regresan a hervir más agresividad, en este caso hablo de “Sycophant” que es la más corta en duración y que suena ya casi al finalizar el disco. Escuchen el primer tema abajo y prepárense para ser invadidos por el punk rock.

Tracks recomendados- Drown With The Monster, I Believe You, Sycophant, Snake Jaw.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s