Review: Ramona Lisa // Arcadia

 Ramona Lisa, Arcadia

 Terrible, 2014

 Puntuación: 75

 Por Juana Giaimo

 

 


 

Cuando Chairlift apareció con “Bruises”, esa canción ochentosa y pegadiza que fue usada para una publicidad del iPod Nano, era la voz Caroline Polachek la que nos hipnotizó completamente. Si bien Chairlift mostró a través de los años que era mucho más que un one-hit wonder, nunca se atrevieron a arriesgar demasiado y prefirieron quedarse en un terreno seguro. Pero todos sabíamos que Caroline Polachek tenía el potencial de ir más allá de los límites de su banda y finalmente con su nuevo proyecto, Ramona Lisa, supo desarrollar su creatividad artística en Arcadia.

Si bien es su disco solista, no hizo un cambio radical, como siempre ocurre con los proyectos paralelos — y después de todo, ella es la principal integrante de Chairlift, especialmente desde que el guitarrista Aron Pfenning decidió irse de la banda. Para Arcadia, optó por un estilo lo-fi — recordemos que compuso el disco en su laptop — que hace que su música sea más genuina y menos artificial.

Sin embargo, su voz sigue siendo el elemento esencial y por más que trate de desapegarse del estilo synth-pop, uno siempre siente que no la deja liberarse completamente. No había otra opción más que “Backwards and Upwards” para ser el primer single, con esos versos tajantes y un estribillo más seductor que hacen que sea la canción más estable del disco. Pero su voz se disfruta más cuando llega a alturas celestiales como en “Dominic” y “Izzit True What They Tell Me”, llevándonos a lugares de pura fantasía.

Sus canciones instrumentales están puestas en lugares claves del tracklist: si bien “Arcadia”, que abre el disco, no es completamente instrumental, sus primeras campanas nos avisan que es hora de comenzar; en la mitad aparece “Hissing Pipes at Dawn”, una canción más ambient que nos brinda una pausa de su voz para recolectar diferentes sonidos misteriosos; y finalmente cierra el disco, “I Love Our World”, con una tranquilidad que pasa desapercibida hasta su fin.

En Arcadia, Carolina Polacheck se atreve a ir a lugares más sombríos e íntimos. Se podría decir que es la fase superior de Chairlift: es un disco más maduro en el cual está constantemente buscando un sonido que la identifique. A medida que uno la acompaña en está búsqueda, se da cuenta que no necesita que haya un sólo sonido para representarla, sino que todo Arcadia puede ser el lado más interesante que conocemos de ella — al menos por ahora.

Tracks recomendados: “Arcadia”, “Dominic”, “Izzyt True What They Tell Me”

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s