Tony Gallardo II // “Innervision”

Tratar de descifrar a Tony puede ser todo un reto, ya más de un geniesito sabelotodo va a salir con su mejor vocabulario tratando de descifrar y (tratar de) explicar el “concepto” detrás del María y José aka Tony Gallardo II aka Antonio Gallardo. Otros menos conocedores nos conformamos con cada parada de Gallardo, aceptándola pero sobre todo tratando de entenderla, siempre disfrutado y criticando hasta donde podamos. Mientras todos tratamos de comprenderlo, el chico se dedica a crear y fusionar ritmos que terminan pariendo rarezas que alientan nuestra curiosidad.

Por aquellas tierras norteñas en las que el Nortec/Ruidosón ya no es cosa rara, por más que lo vaya a intentar, Gallardo no se mezcla con los demás; su sonido innova y muta cada vez más. Con cortas -a excepción de uno de nuestros favoritos CLUB NEGRO– pero constantes producciones tanto con María y José como con su propio alter ego Tony Gallardo II, este mexicano nos ha sabido poner en nuestro lugar posicionándose como el rey del beat norteño. Pareciera que fue ayer cuando repetía “Granada” cada vez que subía al bus, pareciera que fue hace semanas que recomendaba a unos pocos amigos “Tormento”; de eso se trataba, no solo conmigo sino con el resto de espectadores: crear euforia, pelar los oídos y no ponerle atención más que al “Rey de Reyes” del barrio, cantar acerca de lo dañada que estaba su hermosa Monterrey, todo esto mientras los oyentes sudaban y brincaban.

Esta vez no es la excepción, no hay temporada que no empiece sin la música de Antonio Gallardo. En 2014 revive con su alias de Tony Gallardo II, hablando no acerca de la chica que le regala sudaderas pero de un giro, un switch. Quién iba a decir que luego de producirse uno de los álbumes más bailables y pegajosos del 2013, este tipo iba a influenciarse en Deerhunter  Permanent Vacation. Así como lo leen, bienvenidas sean las cuerdas (Ricardo Tercero es quien colabora por ahí) y benditos sean por siempre sus sombríos synths. No va a ser la primera ni la última vez que este nos deje boquiabiertos, al fin y al cabo aunque no logremos describirlo y entenderlo, lo queremos como es y no hay nada que lo cambie.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s