Review: Washed Out // “Paracosm”

01. Entrance

02. It All Feels Right

03. Don’t Give Up

04. Weightless

05. All I Know

06. Great Escape

07. Paracosm

08. Falling Back

09. All Over Now

Puntuación: 6.9

Al igual que de forma inconsciente Suede inició el britpop con su disco debut, y como inocentemente el primer LP de Ramones inició una revolución, el primer EP de Ernest Greene, el hermosísimo Life of Leisure, le dio vida a lo que conocimos como chillwave. Un disco que Greene creó solo en su laptop; inició un movimiento de artistas independientes creando música electrónica que era palpable, bailable, humana, etérea, fantasiosa y barata. Claro, no todo dura. 

El LP debut de Washed Out salió en 2011, mismo año en que sacaron disco sus contemporáneos (y pilares del género también) Neon Indian y Toro y Moi. Los tres discos mostraron una gran calidad y además se montaron en la cúspide del movimiento agrandándolos todavía más. A continuación el género empezó a volverse ambiguo; toda música de corte independiente que tuviese sintetizadores, vocales etéreos y cierta inclinación hacia un groove bailable ya era chillwave. Como todo pequeño movimiento, llegó a su cúspide y cayó, solo que este fue demasiado rápido. Posiblemente el chillwave ha sido el movimiento musical más honesto a la velocidad de nuestros tiempos.

Según cuenta Ernest Greene, en una entrevista que le cedió a Pitchfork, que mucha gente tomó el primer sencillo de Paracosm, “It All Feels Right” como una reacción hacia el género que el ayudó a crear. Greene de 30 años ahora, dice estar contento ya que esto lo separa de esta manada de chamacos haciendo música con su laptop. Una especie de rechazo al pasado para crear el presente.

La música de este nuevo disco es un cambio visible en la calidad de audio, composición, temática y estilo. Este disco se siente más cercano a lo que hace Tame Impala que a sus colegas ya mencionados. Si Greene quería distanciarse del chillwave, sin duda meter verdadera instrumentación al disco y darle un sentimiento de psicodelia orgánica le ayuda muchísimo. 

El disco nos mete en una isla paradisíaca, vacaciones permanentes, un estado de relajación total, los sentidos se pierden en los brillantes rayos emanados por el sol de la mañana y sentimos que no existimos. El cuerpo se mueve porque se tiene que mover, lentamente, sensualmente; no hay nada que hacer más que perderse en el momento, al menos por las primeras tres o cuatro piezas. El disco empieza perder consistencia por su desesperada necesidad de hacer un cambio a lo establecido para mantener cierta autenticidad. Se sigue disfrutando pero se pierde la atención en momentos y las emociones que podrían hacernos sentir más todavía, simplemente no se manifiestan como uno pensaría que deberían.

“Weightless” suena como un intento de volver la música del pasado más condensada y extraña pero falla y termina repitiéndose. El resto del disco recurre a leves guitarras acústicas y eléctricas que hacen sentir a la música más humana, pero creo que este disco falla mucho en eso. Trata de humanizar muy rápidamente la música sumamente efímera que llega tanto al ser del Within and Without, su pasado disco. Creo que este disco es el tuvo que haber salido en unos años, más maduro, extraño, psicodélico y consumido. 

El title track es una muestra perfecta de lo que acabo de mencionar, trata de ser más profundo de la cuenta. Madurar es un proceso lento y continuo, no me cabe ni una duda de que el artista ha pasado por esto y está por encima de su música, pero eso no quiere decir que su ritmo de maduración personal sea igual a la de su arte. Paracosm peca en querer sacar cédula con 17 y te deja con la incertidumbre de si el guarda de la entrada te va a dejar pasar. Todo esto es bueno, estoy seguro que lo próximo que saque este genio va a ser un discazo en el que logre consumar toda la madurez que tiene en su arte y nos va a reivindicar con lo que alguna vez fue un moviemiento tuanis que hoy se ve con recelo. Seguramente mañana nos vamos a reír de lo superficial que fue el paso del chillwave por nuestras vidas y ojalá podamos llevar en nosotros la increíble música que ha hecho Washed Out. Al momento, Paracosm no es un tropiezo en el camino sino una lección a futuro de que las cosas van a pasar cuando tengan que pasar. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s