Reviews

Review: Earl Sweatshirt// “Doris”

01. Pre feat. SK La’ Flare

02. Burgandy feat. Vince Staples

03. 20 Wave Caps feat. Domo Genesis

04. Sunday feat. Frank Ocean

05. Hive feat. Vince Staples & Casey Veggies

06. Chum

07. Sasquatch feat. Tyler, The Creator

08. Centurion feat. Vince Staples

09. 523

10. Uncle Al

11. Guild feat. Mac Miller

12. Molasses feat. RZA

13. Whoa feat. Tyler, The Creator

14. Hoarse

15. Knight feat. Domo Genesis

Puntuación: 8.4 (Mejor Música Nueva)

Presión, expectativas, esperanza. Es cierto que en orden para tener éxito se necesitan todas estas, pero también es cierto que pueden funcionar como armas de doble filo. Pónganse en los zapatos de un niño de 15 años con un enorme talento. Este niño es puesto bajo la lupa por la opinión pública, y esta decide catalogarlo como la nueva “gran promesa”. Muchos han estado en esa situación, pero ¿cuántos son los que sobrellevan esa carga y logran verdaderamente tener éxito? Son pocos; son los que toman esa presión puesta por otros, y la transforman en ambición para hacer lo que siempre han querido; lo que los hace felices. Ese joven de 15 años fue Earl Sweatshirt, miembro más joven del infame grupo Odd Future, y que sin haber terminado el colegio lanzo uno de los debuts más oscuros y técnicamente sorprendentes del 2010, y porque no, del hip-hop en los últimos años. Tres años después, y con la crítica bastante pendiente, Earl nos trae su ansiado segundo álbum, Doris.

Doris inicia con “Pre”; Introducción un tanto decepcionante en la que escuchamos más la dudosa calidad de SK La’Flare que a Earl, y cuando este finalmente hace su aparición solo quedan unos cuantos segundos, como si fuera poco, el beat no ayuda en nada. Con la siguiente canción, la historia cambia drásticamente. Un arreglo de cuernos es lo primero que llama la atención en “Burgundy” , beat genialmente producido por The Neptunes, proyecto de Pharrel Williams. Earl toca de manera personal toda esa presión que se le ha puesto encima, hablando de su frustración y su miedo, pero dejando espacio para la sátira en el coro. “Why you so depressed and sad all the time like a little bitch? What’s the problem, man? Niggas want to hear you rap. Don’t nobody care about how you feel, we want raps, nigga.”

Luego de “20 Wave Caps”, en la que se nota la gran influencia del estilo de su compañero Domo Genesis, viene “Sunday”, con la participación del ganador de Grammy, Frank Ocean. Como en en la canción anterior, se nota la gran influencia del colaborador, pero en este caso con un desenlace mejor. El verso de Earl y el coro combinan un sentimiento melancólico, que contrasta con esa alegría del beat, pero el que se lleva los reflectores es Ocean con su pseudo-rap y su letra sobre sus experiencias con la intolerancia.

Hive” y “Chum”. ¿Qué se puede decir en realidad? En “Hive” Earl nos trae uno de los momentos en los que realmente destaca su técnica al rapear, con una letra memorable desde el primer verso, un beat calmado y oscuro al mismo tiempo, y una gran colaboración por parte de Vince Staples, “Hive” es sin duda uno de los puntos más altos de Doris. Sigue “Chum”, canción que pudimos escuchar desde el año pasado, pero no por eso pierde su fuerza de impacto. Ese beat, esas notas de piano que se repiten una y otra vez, hipnotizándonos, metiéndonos de lleno en esa intranquilidad y en esa reflexión que  tiene Earl al decir cada verso. Vemos la faceta más madura e introspectiva de Sweatshirt en esta canción, hablando de lo vacío que se siente, de esa intranquilidad consigo mismo por todo lo malo que ha hecho, de la difícil situación que fue la falta de su padre y como eso eventualmente lo llevo a la música. Earl consigue una gran conexión entre la profundidad lírica y la atmósfera sombría. No hay duda que esta es definitivamente la canción del álbum, sencillamente escalofriante.

Al llegar al punto más alto en la mitad del álbum  es lógico que haya una disminución en la calidad, pero esto no llega a ser un problema tan grave. Los tracks “Sasquatch” con Tyler, The Creator y “Centurion” nuevamente con Vince Staples muestran un poco de la faceta y estilo que tenía Earl en su álbum debut con letras macabras e instrumentación inquietante. Viene el punto en donde Doris pierde un poco de consistencia; una canción instrumental y una transición que agregan poco o nada y dos colaboraciones bastante irregulares (bastante decepcionante la forma en la que se desaprovecha a RZA, ex Wu Tang Clan).

El álbum cierra de gran manera con canciones como “Whoa” que sirve un poco para contrastar las temáticas serias del álbum a base de la Tyler y Earl divirtiéndose en sus versos, “Hoarse” en la que se nota la mano en la producción por parte de BADBADNOTGOOD, y “Knight”, que funciona como el final perfecto para Doris, con un beat memorable a base de melodías vocales (¿un poco de J Dilla talvez?), con una genial colaboración por parte de Domo Genesis (en la que destaca lo poco valorado que es) y con Earl casi que resumiendo el tono del álbum al hablar de su dia a dia, lleno de intranquilidades universales y problemas mas personales, nunca perdiendo ese hilo conductor que nos mantiene inmersos.

A pesar de algunos errores en consistencia y en la elección de sus colaboradores, Doris es un gran avance para este joven californiano de tan solo 19 años, demostrando su madurez a base de gran calidad técnica y un nivel de introspección envidiable. Odd Future y el Hip-Hop pueden estar tranquilos, Earl ha vuelto para quedarse.

Tracks destacados: “Hive”, “Chum” y “Knight”.

Advertisements

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s