Review: FIDLAR// “FIDLAR”

01 Cheap Beer
02 Stoked & Broke
03 White on White
04 No Waves
05 Whore
06 Max Can’t Surf
07 Black Out Stout
08 Wake Bake Skate
09 Gimme Something
10 Five to Nine
11 LDA
12 Paycheck
13 Wait for the Man
14 Cocaine

Puntuación: 7.9

La franqueza, la cotidianidad y trabajar por la diversión de hacerlo son cosas que cada vez se hacen más difíciles de encontrar en la época en la que vivimos, y por eso no son muchos los grupos que sacan material tan honesto, haciendo lo que quieran hacer y menos en su debut con una disquera. FIDLAR es uno de esos pocos.

¿Qué es más honesto que admitir tomar birra barata y estar orgulloso de ello? “I Drink Cheap Beer, So What? Fuck You!”. El álbum empieza con una canción ya conocida para aquellos que seguíamos a la banda, “Cheap Beer”. Con su riff al mejor estilo de Dead Kennedys combinado con la rasposa y agresiva voz de Zac Carper, FIDLAR inicia sin guardarse nada. Seguimos con “Stoked And Broke” otra honesta canción que nos habla de vivir la vida como se quiere, no importa lo que piensen los demás, solo hay una oportunidad para vivir. “I don’t care if you think it’s wrong,Fucked up and I’m ditching school, I don’t wanna go back to town… If I fucked up today, hey, nothing’s wrong.” Esta vez Zac Carper nos da menos agresividad para estar congruente con el riff slangy de la canción, eso sí, sin perder lo que lo caracteriza.

Uno de los puntos más altos del álbum es sin duda la polémica “White on White” en la que parece que la banda cambia su actitud de no importa nada hacia una conciencia social en líneas como “Took me out, took me up, took me overseas” y “Now it’s time to serve your country” seguido de un contradictorio “NO!” después de cada verso, conjugado con otro gran riff ( el trabajo de Elvis Kuehn y el mismo Carper en las guitarras es sobresaliente durante todo el álbum). Al terminar “White On White” nos encontramos con otra canción conocida para los fans de la banda, la alegre “No Waves”, que nos habla de vivir hasta el límite, siguiendo la filosofía de vida de la banda.

Seguimos con “Whore” que puede ser una de las mejores expresiones de simpleza de la banda, con 3 versos que se repiten durante toda la canción acompañados de un ritmo bastante surf, FIDLAR nos recuerda el enojo que genera ser engañado por alguien. Llegamos a la también conocida “Max Can’t Surf” que nos saca una sonrisa al contar la historia de Max, que se droga tanto que no puede surfear, probablemente tenga que ver con un inside joke dentro de la banda con el baterista Max Kuehn.

 


Sigue “Blackout Stout” considerada por su escritor aquí presente la mejor canción del álbum, con su riff slangy a lo Beach Fossils pero con una velocidad y estilo a lo Ramones, FIDLAR nos da un sonido diferente a lo que teníamos acostumbrado, lo suficientemente para ser fresco y notable pero no tanto para sentirse fuera de lugar. Continuamos con uno de los himnos de la banda, “Wake Bake Skate”, tomando el tema favorito de la banda sobre la vida simple de fumar y estar en quiebra. El ritmo del álbum se desacelera un momento para darnos la calmada y pegajosa “Gimmie Something”, y seguimos variando entre ritmos rapidos como “5 to 9”, otro más calmado, y hasta talvez semi-romantico al estilo FIDLAR como “LDA“, una canción rozando el Stoner como es “Paycheck” y retomamos el ritmo frenético en “Wait for the man”. Y como se dice, lo mejor para el final, FIDLAR nos sorprende con una agresiva canción que no podía ser mejor cierre, “Cocaine“, en la que guitarras estridentes, la rasposa voz de Carper y la percusión nos dan un sentimiento de Noise, y justo cuando pensamos haber terminado, luego de un minuto de silencio, escuchamos la segunda parte de “Cocaine” o bien un gran hidden track completamente opuesto a la primera parte de la canción, con una guitarra sonando limpia, un ritmo tranquilo y una percusión sobresaliente.

FIDLAR nos da un álbum sólido, sin momentos bajos es cierto, pero que al agregar más material inédito tal vez hubiera podido dar una mejor perspectiva del repertorio musical de la banda, que es muy amplio. Sencillez, honestidad y una actitud DIY marcan este debut, de una banda que a mi parecer tiene para más y seguramente en los próximos intentos veremos esa faceta.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s